30 de mayo de 2015

San MATÍAS KALEMBA. (1836 - 1886).

Don divino

Martirologio RomanoEn Kampala, en Uganda, san Matías Kalemba, de sobrenombre «Mulumba» o «el Fuerte», mártir, que, tras abandonar el culto mahometano, recibió el bautismo en Cristo y, renunciando al cargo de juez, se dedicó con tesón a propagar la fe cristiana, por lo cual, en tiempo del rey Mwanga, fue sometido a torturas y, privado de todo consuelo, entregó finalmente su espíritu a Dios.


Natural de Kirumba, de origen musoga, fue capturado en una razzia y vendido como esclavo a un tal Mugatto. Primero fue pagano, luego musulmán, después anglicano, y luego convertido a la fe católica y bautizado en 1882, cuando ya tenía 45 años. Había practicado la poligamia, pero al hacerse cristiano se quedó con una sola mujer. Era el catequista de la comunidad de Mityana, lo que ejercía con gran celo. Persona socialmente distinguida, era señor de Kirumba, se dedicó a atraer al cristianismo a cuantos podía. Por humildad realizaba trabajos reservados a los esclavos y las mujeres sin importarle las habladurías. Fue juez suplente en Mukwenda y sobresalió por su prudencia y justicia.
Por orden del rey tuvo que acompañar a la capital al gobernador de su provincia, y como ya se rumoreaba que iba a haber una persecución anticristiana, se despidió de su casa. Llegó a Mengo y supo que los pajes habían sido condenados a muerte. Pudo escapar y esconderse junto con san Lucas Banabakintu, siervo del gobernador, pero decidieron entregarse y confesar abiertamente su fe. Encadenados de forma que no podían moverse, un siervo al darle la comida observó que estaban muy alegres. Fueron condenados a muerte. Le separaron de Lucas y le llevaron a un descampado y se cebaron con su cuerpo haciendo una horrible carnicería. Tenía 50 años y murió, atado a un árbol durante tres días desangrándose. Los misioneros enterraron su cuerpo. Su mujer y sus hijos fueron detenidos después de su muerte. Fue canonizado por SS Pablo VI el 8 de octubre de 1964.