7 de enero de 2015

Santa VIRGINIA. s. XII.


(Verge, Viergue, Vierge, Virgana).
Virgen, jóven

Una tradición dice que era una joven pastora francesa en la región de Poitou, sin historia, ya que de las pocas noticas que se tienen de ella, se ignora cuando comenzó su trabajo entre las ovejas. También se dice que era discípula de san Hilario y que se dedicó, siendo todavía muy joven, a la penitencia y oración. Se piensa que vivió en el siglo VII.
Es patrona de Sainte-Verge en Deux Sèvres cerca de  Poitiers, se le ha dedicado una iglesia parroquial que toma su nombre. Su celebridad de vino por los milagros realizados en su tumba, venerada en la parroquia citada, que luego fue saqueada por los revolucionarios franceses y sus restos profanados y destruídos.
Otra tradición que se narra en la zona nos dice que nació en la parroquia de Sainte-Marie-de-Haut-Bois, en la diócesis de Poitiers, era una rica viuda del siglo XII, que se dedicó a ayudar a los pobres, sin descuidar la crianza de sus dos hijos; se vio obligada a esconderse en el bosque, y allí una vaca les alimentaba de leche todos los días. Parece ser que sus padres eran todavía paganos y sufrió su persecución, por ello se vio obligada a huir. Pero las dos historias son conjeturas entrelazadas en la tradición popular poituvense.
Todo ello lo hemos traducido de los “Pequeños Bollandistas: Vidas de los Santos. T. II”.