27 de noviembre de 2014

Santos FACUNDO Y PRIMITIVO. M. c. 300.


Martirologio Romano: Junto al río Cea en Gallaecia, en España, santos Facundo y Primitivo, mártires

Nacidos en León, fueron decapitados en el río Cea, donde hoy surge la ciudad de Sahagún ("San Facún"). 
Según la «Passio» vivieron en Galicia, cerca del río Cea y fueron martirizados «sub Attico et Pretextato consulibus» (bajo el consulado de Ático y Pretextato), un título que puede designar tanto al presidente como al juez. Enseguida Ático es presentado como juez, que dirige el interrogatorio y decide el martirio, no habiendo podido convencerlos de ofrecer sacrificios en el altar de las divinidades imperiales. La Passio, sin embargo, tiene un carácter puramente legendario; fue redactada recién a mediados del siglo X, y depende claramente de las pasiones de la santos Justo y Pastor, Emeterio, Celedonio, Vicente, y especialmente de la de san Félix de Gerona, así como también el himno «Fons Deus aeternae pacis» (Dios fuente de eterna paz), composición en honor de Facundo y Primitivo, depende del himno «Fons Deus vitae perennis» a san Félix.
Esto es lo que hemos encontrado respecto del martirio de los dos santos, tan ciertos de su existencia como completamente huidizos en los detalles, como tantas veces nos pasa con los mártires antiguos. 
Viejos pergaminos -que hicieron tradición e historia- nos dan fe que, arrojados al río Cea los restos de san Facundo y san Primitivo, algunos cristianos que habían presenciado su martirio y sus milagros, bajaron buscándolos río abajo, hasta encontrarlos en un lugar inhabitado, donde el río hacía un recodo y donde el caudal de su corriente los había dejado entre mimbreras y espadañas. Precisamente allí y donde -algún día- habría de surgir la abadía y la Villa de Sahagún, dieron sepultura aquellos cristianos a los mártires de Cristo.
Según el hagiógrafo Abel Della Costa “ El texto italiano dice literalmente «Secondo la passio vivevano in Galizia, presso il fiume Cea». Nos informa un lector que el río Cea no pasa por Galicia, y que por tanto se debe referir a la provincia romana de Gallaecia. La noticia de la edición castellana del Martirologio también traía «Galicia», aunque en la última edición, 2007, lo han corregido por «León», lo que resulta, aunque geográficamente correcto, anacrónico”.