1 de noviembre de 2014

San AUSTREMONIO DE CLERMONT. (250-300).


Martirologio Romano: En Arvernia (hoy Clermont-Ferrand), de Aquitania, san Austremonio, obispo, que, según la tradición, predicó en esta ciudad la palabra de la salvación

No sabemos con certeza sobre este santo sino que fue misionero en Armenia, y que se le venera como apóstol y primer obispo de Clermont. Los historiadores discuten hasta la época en que vivió. Según san Gregorio de Tours, fue uno de los siete obispos enviados de Roma a la Galia a mediados del siglo III. Su culto se popularizó gracias a una visión que tuvo un diácono junto al sepulcro del santo, en Issoire. Llevo el evangelio a la Auvernia, donde es más conocida la leyenda que la historia de este obispo; dicen que llegó a las Galias desde Roma en compañía de santos Baldo y Nectario (suceso improbable ya que estos dos santos vivieron en el siglo VI) 
La leyenda de Austremonio se fue desarrollando a partir del siglo VI. Según ésta, el santo fue uno de los setenta y dos discípulos del Señor. Se asegura que recibió la misión apostólica de san Pedro, esto parece ser que fue para engrandecer la iglesia de Clermont. Fue asesinado por un rabino judío, a cuyo hijo había convertido. El rabino le cortó la cabeza y la arrojó en un pozo. Los cristianos lo descubrieron gracias al rastro de sangre que había dejado desde el sitio del asesinato hasta el pozo. Por ello se veneraba como mártir a Austremonio. Su cuerpo fue sepultado en Issoire. Patrón de Clermont Ferrand y de Issore cuya abadía benedictina está puesta bajo su advocación, y también la abadía de Mozart.