24 de noviembre de 2014

Beato FÉLIX ALONSO MUÑIZ. (1896-1936).


Martirologio Romano: En Paracuellos de Jarama, Madrid, España, beato Félix Alonso Muñiz, presbítero de la Orden de Predicadores, mártir.

Nació en Oseja de Sajambre (León). Ingresó como dominico en la escuela apostólica de Corias (Asturias) y allí profesó en 1913; en 1916 fue a Salamanca a estudiar teología; ordenación sacerdotal en 1920. Estuvo en los colegios Vergara (Guipúzcoa), Oviedo y, finalmente, en el convento de Atocha, Madrid. Apreciado por su rectitud para con los alumnos; tuvo especial inclinación por los estudios sociales; en Madrid se especializó en filosofía para poder fundamentar mejor su apostolado social; amigo y admirador del beato P. José Gafo, incluido en esta Causa. Expansivo, abierto, muy buen compañero, de buena presencia en lo físico, de buena voz, tranquilo, optimista y alegre; desde niño destacaba como estudioso e inteligente, piadoso y cumplidor; en Salamanca estudió música, hacia la que sentía marcada inclinación, y desempeñó el oficio de organista; tenía sentido del humor y le gustaba hacer excursiones a pie. En el convento de Atocha fue consiliario de Acción Católica, gran orador, bondadoso y entregado a atraer a la clase obrera.
El 18 de agosto de 1936 se entregó a la Dirección General de Seguridad, temiendo alguna agresión, pero allí lo aprisionaron y llevaron a la cárcel Porlier, donde mantuvo gran entereza de ánimo; de manera discreta pudo dar la sagrada comunión a algún compañero de prisión, rezaba con ellos y les leía algún libro piadoso que pudo retener consigo; su estado de ánimo infundía aliento a los demás. Parece que lo incluyeron en la lista de los «puestos en libertad» por haber asistido y dado la absolución a un prisionero herido mortalmente, lo que puso de manifiesto que era sacerdote. Fue martirizado en Paracuellos del Jarama (Madrid) el 24 de noviembre de 1936. Fue beatificado por SS Benedicto XVI el 28 de octubre de 2007.