13 de agosto de 2015

Beatos JOSÉ TÁPIES Y SIRVANT y 6 compañeros. M.1936.


Martirologio Romano: En la diócesis de Urgell, España, beatos Josep Tàpies y seis compañeros, presbíteros y mártires

José Tápies nació en Ponts (Lérida) en 1869. Sacerdote y beneficiado organista de Pobla de Segur. Fue fusilado en el cementerio del vecino pueblo de Salas de Pallars, Lérida, junto a seis compañeros:
 
Pascual Araguas Guardia, nacido en 1899 en Pont de Claverol, y que era párroco de Noals (provincia de Huesca).

Silvestre Arnau Pasqüet, nacido en Gòsol en 1911, el más joven de todos, y que era vicario parroquial de La Pobla de Segur.

José Boher Foix, nacido en 1887 en Sant Salvador de Toló, y párroco de La Pobleta de Bellveí.

Francisco Castells Areny, nacido en 1886 en La Pobla de Segur, párroco de Tiurana y ecónomo del Poal.

Pedro Martret Moles nacido en 1901 en La Seu d’Urgell, que era ecónomo de la Pobla de Segur. 

José Juan Perot Juanmartí nacido en 1877 en Boulogne (Toulouse - Francia) que entonces era el párroco de Sant Joan de Vinyafrescal.

Son un grupo de sacerdotes diocesanos de la diócesis de Urgell, que dieron su vida por Cristo y por amor a sus hermanos y a la Virgen de Ribera, tan querida en La Pobla de Segur, a la que saludaron desde el camión que les conducía al martirio diciéndole con amor: “Adios, Virgen de Ribera, ¡venimos al cielo!”.
Sufrieron un duro interrogatorio en La Pobla, se negaron a disimular que eran sacerdotes, o a profanar su sotana, celebraron la Misa y defendieron hasta que pudieron el templo parroquial para que no fuera profanado el Santísimo. Fueron sacrificados por ser sacerdotes. Al llegar al lugar de la ejecución, uno se descalzó para subir la tapia del cementerio, imitando a Jesús, que subió descalzo al calvario. Otro regaló a sus verdugos todo el dinero que llevaba porque a él ya no le haría falta. Y todos murieron ayudándose a ser fieles, perdonando a sus verdugos y gritando: “¡Viva Cristo Rey!”.