20 de julio de 2015

San PEDRO ZHOU RIXIN. (1881-1900). 


Martirologio Romano: En el pueblo de Lujiazhuang, cerca de Yinngxian, en la misma provincia china de Hebei, san Pedro Zhou Rixin, mártir, quien durante la citada persecución afirmó ante el prefecto, que se lo exigía, que no podía abjurar de Dios Creador del mundo, por lo que fue decapitado.

Nació en Lu-Kia-Chuang, en la provincia de Hebei en China. Estudió en las escuelas católicas del lugar y prometía mucho por su inteligencia y carácter despierto; muchos esperaban que algún día sería útil a la Iglesia.
Cuando llegaron los bóxers a su pueblo, estaba con el resto de la comunidad cristiana dentro de la iglesia, tal y como lo habían organizado los misioneros Padres Mangin y Padre Pablo Den; pero los asaltantes entraron y después de matar a algunas madres con sus hijos, mataron a los dos misioneros. 
Mientras quemaban el edificio, Pedro, junto con algunos hombres y jóvenes consiguió huir pasando por la sacristía y saltando por una ventana. Pero llevaba varios días sin comer y estaba ya casi muerto de hambre cuando le encontraron los soldados y lo llevaron ante el general Chen. El muchacho lloraba de hambre y de miedo, el general le trató bien y le prometió que le salvaría la vida si apostataba, pero él se negó categóricamente. Irritado el capitán mandó decapitarlo allí mismo. Tenía 19 años. Esto sucedió varios días después del 20 de julio, no se sabe exactamente cuál, y el Martirologio ha preferido conmemorarlo hoy. El martirio tuvo lugar en su pueblo natal.