6 de julio de 2015

San PEDRO WANG ZUOLONG. (1842-1900). 

Mártires chinos de los bóxers

Martirologio Romano: En Shuangzhong, cerca de Jixian, en la provincia de Hebei, en China, san Pedro Wang Zuolong, mártir, que en la persecución llevada a cabo por los seguidores del movimiento Yihetuan, fue ahorcado por negarse a dar culto a los ídolos y a abjurar de la fe cristiana.

Nació en Choang-Tchung, China. Había sido seminarista, pero luego optó por la vida seglar y vivía en su pueblo llevando una vida religiosa y honesta. Al saber las atrocidades de los bóxers, había huido de su pueblo, pero luego volvió porque no quería dejar sólo a su hermano. De todos modos se mantenía prudentemente cerca de su pueblo hasta que una mujer lo delató como cristiano y fue apresado. 
Lo colgaron por la coleta desde el mástil de la bandera que estaba delante de la pagoda, hasta que cayó al suelo, después que se le desprendiese el cuero cabelludo, sus vecinos quisieron comprar su libertad, pero los bóxers, después de aceptar su dinero, exigieron que apostatase, a lo que él se negó. Entonces lo metieron en la pagoda y lo forzaron a que adorase a los dioses. Pedro se mantuvo firme en no adorar sino al Dios verdadero. Allí mismo fue rematado. Fue canonizado el 1 de octubre de 2000.