6 de julio de 2015

Beata SUSANA ÁGATA DELOYE (María Rosa). Beata. (1741-1794). 


Martirologio Romano: En Orange siempre en Francia, beata Susana Ágata (María Rosa) Deloye, virgen de la Orden de San Benito y mártir, que, durante la revolución francesa, fue la primera de un grupo de treinta y dos religiosas de distintas Ordenes y conventos encerradas en la misma cárcel, perseveró en la vida religiosa y, condenada por odio al nombre de Cristo junto a las otras compañeras, subió impávida al patíbulo

Se llamaba Susana Ágata Deloye y nació en Sérignan (Vaucluse). Entró en la abadía benedictina de Caderousse, donde profesó en enero de 1762. Cambió su nombre por el de María Rosa. Allí vivió treinta años practicando todas las virtudes monásticas, vivendo en la pobreza y obediencia, preparándose, sin saberlo, al martirio. En septiembre de 1792, habiendo sido cerrado su monasterio por los revolucionarios, sor María Rosa volvió a la casa de su familia en Sérignan dedicándose a las obras de caridad y al apostolado.
En mayo de 1794, fue arrestada y, el 6 de julio del mismo año, trasladada a la prisión de Orange. El tribunal la acusó de querer destruir la república y la intimó a prestar el juramento prescripto por la ley. La sor María Rosa se rehusó firmemente a hacerlo declarando que consideraba ese juramento como una apostasía. Inmediatamente fue condenada a muerte. Su ejecución se llevó a cabo esa misma tarde, a las dieciocho horas y ella subió al patíbulo con gran valentía.
Su ejecución fue la primera de la serie de masacres que continuarían durante tres semanas. Fue guillotinada en Orange y fue la primera de un grupo de 31 mártires de Orange. Fue beatificada con las otras mártires de Orange el 10 de mayo de 1925 por Pío XI.