7 de julio de 2015

San ODÓN DE URGEL. M. 1122. 


Martirologio Romano: En Urgel, en el condado de Cataluña, del Reino de Aragón, san Odón, que, elegido obispo por aclamación del pueblo cuando era aún seglar, una vez confirmado defendió a los más humildes y fue bondadoso para con todos.

Nació en Cataluña. Pertenecía a la familia de los condes de Gascuña de Pallás. Sus padres se entregaron sin reservas a la formación humana y espiritual de Odón. Le buscaron los mejores maestros y le llevaron a las más famosas escuelas de su tiempo para que se dedicase a la carrera militar. Ingresó en la milicia con el afán de corregir todos los abusos que los poderosos ejercían contra la Iglesia; se distinguió por ser  un gran soldado y noble. Pero un día lo dejó todo para servir a Dios. 
Fue nombrado archidiácono de Urgel y ordenado sacerdote por el obispo de Urgel Guillermo Arnal de Montferrer. Llevó su oficio con perfecta corrección: administró los bienes de la diócesis, defendió a los pobres, auxilió a las viudas y atendió a los peregrinos. En el 1095, el papa san Urbano II le ordenó obispo de Urgel, a pesar de su fuerte resistencia. Su principal característica fue el amor hacia los pobres. Siguió reprimiendo los excesos de los usurpadores de los bienes de la Iglesia; obligó a devolver las posesiones robadas. Su oración era frecuente; su mortificación, continua; su caridad sin límites. Patrón de Urgel.