7 de julio de 2015

San MÁEL RÚAIN. M. 792. 


Martirologio Romano: En Tallaght en Irlanda, san Máel-Rúain, obispo y abad, que reformó con empeño la celebración de la sagrada liturgia, el culto de los santos y la disciplina monástica

Instauró en esta región la vida monástica y el culto divino. Estuvo al frente de la reforma monástica que influyó fuertemente en la Iglesia de Irlanda en los siglos posteriores. 
Máel Rúain pertenecía a un movimiento ascético que se había iniciado en la segunda mitad del siglo VIII, y cuyos miembros llamaban a sí mismos Celidé (compañeros de Dios). Su intención era renovar el monacato irlandés para el restablecimiento de la pureza evangélica que le había caracterizado en sus orígenes. 
En 774, Máel Rúain fundó la comunidad de Tallaght, de la que fue abad mitrado, y luego pasó a convertirse en el portavoz del movimiento de los Celidé en toda Irlanda. Alentó a los monjes a redescubrir los elementos básicos de su vida: el celibato, la dirección espiritual, oración, trabajo y estudio. En una época en la que la costumbre celta de peregrinationes Pro Christo había degenerado, Máel Rúain y sus monjes enseñaron la importancia de la perseverancia y la estabilidad en la comunidad en la que había hecho el compromiso de vivir. 
Dedicó los últimos dieciocho años de su vida a la preparación espiritual de sus numerosos discípulos, y para escribir las reglas e instrucciones inspirado en el monaquismo oriental. Es el autor del “Martirologio de Tallaght”.