18 de julio de 2015

San FILASTRIO DE BRESCIA. (c. 330 - c. 387). 


Martirologio Romano: En Brescia, en la región de Venecia, san Filastrio, obispo, cuya vida y muerte alabó su sucesor san Gaudencio.

Sobre su origen hay dudas: se piensa que fue italiano, español o egipcio. Con 30 años fue ordenado sacerdote y predicó, aquí y allá, la palabra de Dios entre los paganos, judíos y herejes arrianos. Se sabe que vivió durante algún tiempo en Milán, antes que san Ambrosio, fuera elegido obispo y se opuso con decisión al obispo arriano Auxencio, después se trasladó a Roma, donde con sus argumentaciones convirtió a muchos a la fe católica.
A los 50 años fue consagrado VIº obispo de Brescia, en la época del auge de la herejía arriana. Asistió, en el 381, al concilio de Aquileya. San Agustín de Hipona, que lo cita en sus obras contra los herejes, afirma que los había visto entre el 284 y 387 varias veces como huesped de san Ambrosio en Milán. 
Escribió "Liber de Haeresibus", que es un catáloco de 136 herejías. Le sucedió san Gaudencio que le alabó en una homilía "su modestia, su calma y su delicadeza hacia todos los hombres"; su espíritu ardoroso, costumbres santas, una sublime humildad, volcado en las cosas celestiales no daba valor a los cargos terrenos. El servicio al Señor le ocupaba continuamente, estaba siempre dispuesto a comprender y a justificar. Amaba a los más pequeños y los humildes, con todos era amable, se distinguió por su ayuda a los pobres; esta homilía es la mayor y quizás la única fuente que habla de su vida. Está enterrado, junto con san Apolonio en la cripta de la antigua catedral románica de Brescia.