18 de julio de 2015

San ARNULFO DE METZ. (c.582 - c.640).


Martirologio Romano: En Metz, ciudad de Austrasia, san Arnulfo, obispo, consejero de Dagoberto, rey de Austrasia, cargo al que renunció para abrazar la vida eremítica en los Vosgos.

Nació en Lay Saint Christophe, cerca de Nancy. Fue un alto cortesano del palacio del rey de Austrasia, Teodeberto. Alcalde del castillo de Austrasia. Casó con Doda, condesa de Bolonia,  de la que tuvo a Ansejiso, (futuro padre de Pipino de Héristal, y san Clodulfo). En el 613, apoyando al partido de Clotario II, contribuyó a la unión de los reinos de Austrasia y Neustria. Su mujer ingresó en un convento, esto le llevó a retirarse al monasterio de Lerins, pero fue elegido obispo de Metz, cuya diócesis administró entre el 614 y 627, y que le permitió mantener cierta influencia política en el reino. En el 623, Clotario II le confió la educación de su hijo Dagoberto y regencia del pequeño estado que le había asignado. 
Pocos años antes de morir renunció a su cargo y se hizo eremita cerca de la abadía de Remiremot. Sus penitencias eran muchísimas pues tenía serias dudas de poder gozar del perdón de Dios. Se cuenta que tiró un día su anillo de obispo al río, y le pidió a Dios, que si el anillo volvía a él es que Dios le había perdonado; tiempo después unos pescadores apresaron un pez que fue a parar a su mesa, y allí se encontró su anillo. Al final de su vida dijo "no he hecho nada bueno en mi vida". Murió en la contemplación de Dios en el monasterio de Habend, donde se había retirado.