3 de julio de 2015

San FELIPE PHAN VAN MINH. (1815 - 1853). 

(viet.: Philipphê Phan Văn Minh).
Amigo de los caballos o del alto.

Martirologio Romano: En la ciudad de Vinh Long, en Cochinchina, san Felipe Phan Van Minh, presbítero y mártir, decapitado, en tiempo del emperador Tu Duc, por confesar a Cristo.

Nació en Cai-Nong en el Vietnam. Fue un cristiano laico comprometido que acompañó al Vicario Apostólico de Conchinchina en el exilio de Tailandia y Calcuta, le ayudó en la redacción de un diccionario latino-annamita. Muerto el Vicario, regresó a su patria y se decidió por el sacerdocio, ingresando en el seminario de Penang y fue ordenado en 1846. Ingresó en la Sociedad de Misiones Extranjeras.
Ejerció su ministerio en su pueblo natal, pero cuando arreció la persecución pasó al poblado de Ma-Bat, pero temiendo que sufrieran represalias la familia que lo alojaba decidió entregarse en 1853. Fue presionado inútilmente para que apostatase, fue condenado primero al destierro, pero, antes de salir para el mismo, el rey Tu-Duc le sentenció a muerte. Llegado el día de la ejecución, saludó a los soldados como a amigos e hizo entrega de su dinero a un amigo suyo, pidiéndole que una vez ejecutado mandara decir misas por su alma pero que se abstuviera de gastar nada en sus funerales. 
Su muerte fue verdaderamente ejemplar. Llevado al sitio de la ejecución, tranquilamente puso la cabeza en el tajo donde fue decapitado en Cai-Nhum o Vinh Long. Los cristianos recogieron su cadáver, lo vistieron de sacerdote y lo enterraron en su pueblo. Fue canonizado por SS Juan Pablo II el 19 de junio de 1988.