30 de julio de 2015

Beatos EDUARDO POWELL, RICARDO FEATHERSTONE y TOMÁS ABEL. M. 1540. 


Martirologio Romano: En Londres en Inglaterra, beatos Eduardo Powell, Ricardo Featherstone y Tomás Abel, sacerdotes y mártires, que, doctores en sacra teología, se opusieron al divorcio pedido del rey Enrique VIII y perseveraron tenazmente en la fidelidad al Romano Pontífice; por esto, después de estar prisioneros en la Torre de la ciudad, fueron colgados en el patíbulo en Smithfield

Tomás Abel Había estudiado en Oxford donde consiguió el grado de “master of arts”, y fue ordenado sacerdote y nombrado capellán de la reina Catalina de Aragón, que lo envió a España para que hablase con Carlos I, acerca de la validez del matrimonio de Catalina con Enrique VIII. Como recompensa recibió de la reina un beneficio eclesiástico en Bradwell (Essex). 
Leal a la reina y a su conciencia vio que las universidades se pronunciaban a favor de la nulidad del matrimonio entre los reyes, replicó con las obras “Invicta Veritas” (1532) y “De non dissolvendo Henrici et Catherinae matrimonio” (1534). Fue arrestado en 1532 en la Torre de Londres y después liberado, al año siguiente fue nuevamente arrestado, bajo la acusación de defender a la famosa vidente la “Hija de Kent”, que había profetizado contra el rey. Estuvo preso durante seis años en la Torre de Londres y luego fue ajusticiado en Smithfield porque rechazaba reconocer la supremacía religiosa del rey. En febrero de 1534, se le trasladó a la torre de Beauchamp; en el muro se conserva todavía una inscripción de su nombre «Tomás A» y el dibujo de una campana. Fue ajusticiado en Smithfield. Todavía se conserva una carta que el embajador francés, Marillac, escribió al rey Francisco I, en la que narra la indignación de la multitud que presenció el martirio en Smithfield.

Eduardo Powell era de origen galés, había estudiado en Oxford, donde tras diez años de estudio se doctoró brillantemente en 1506, siendo ya sacerdote y rector, desde 1501, en la parroquia de Bleadon (Somerset). Por dispensa pontificia acumuló dos prebendas: fue canónigo en Salisbury y Lincoln, que luego permutó por un beneficio en Carlton-cum-Thurlby, y 20 años más tarde por otro en Soutton-in-Marisco. Fue miembro del Oriel College.
Estimado por Enrique VIII, fue animado por el rey a escribir, en 1523: “Propugnaculum sacerdotii evangelici ac septem sacramentorum”, que es un tratado contra Lutero y por el cual fue muy conocido en Europa. La reina Catalina de Aragón le tuvo entre sus consejeros. Elegido como uno de los cuatro teólogos que defenderían la validez del primer matrimonio del rey, lo hizo con gran ardor y público juicio teológico, del que se reafirmó cuando se vio en la necesidad de prestar juramento al “Acta de Supremacía”, y criticó el matrimonio del rey con Ana Bolena. Después de seis años de prisión fue ahorcado y descuartizado en Smithfield (Londres) junto con Tomás Abel y Ricardo Featherstone y tres protestantes: Robert Barnes, Thomas Garrett y William Jerome. 

Ricardo Fetherston después de estudiar en Cambridge, fue arcediano de Brecon desde 1523. Conociendo su vasta cultura la reina Catalina lo tomó como uno de sus capellanes y lo nombró preceptor de la princesa María; como capellán de la reina Catalina de Aragón, la defendió en el Parlamento y fue acusado de traición, privado de sus bienes y encarcelado en la Torre de Londres durante seis años hasta que fue ajusticiado en Smithfield. Los tres fueron beatificados por SS León XIII el 29 de diciembre de 1886.