20 de julio de 2015

Beato LUIS NOVARESE. (1914-1984).


Martirologio Romano: En Rocca Priora, Roma, beato Luis Novarese, sacerdote fundador de la Pía Unión de los Silenciosos Obreros de la Cruz y del Centro Voluntario del Sufrimiento.  

Nació en Casale Monferrato (Italia), en el seno de una familia campesina. Luis experimentó personalmente la enfermedad y el sufrimiento. A la edad de nueve años, era el año de 1923, cuando sufrió una terrible caída y se enfermó gravemente, permaneciendo inmóvil. Le diagnosticaron coxitis tuberculosa, tenía hasta 21 abscesos y arrojaba casi un litro diario de pus. Los médicos querían deshauciarlo.
El 17 mayo de 1931, a la edad de 17 años, Luís finalmente obtiene el tanto anhelado milagro, una sanación completa y instantánea, gracias a la intercesión de María Auxiliadora, con la mediación del beato Padre Felipe Rinaldi, sucesor de Don Bosco, en la que le pedía el favor de orar para por su sanación al fundador de los salesianos. 
Entonces prometió a la Santísima Virgen que en caso de que fuera sanado, se dedicaría totalmente a las personas que sufren. Había sufrido tanto en los hospitales por la forma como las personas enfermas eran tratadas.
Su sanación milagrosa fue publicada en el Boletín "El Sagrado Corazón de Jesús" de la comunidad Salesiana de Casale Monferrato en el mes de septiembre de 1931. Le queda una secuela: una pierna más corta que la otra de 15 cms. por lo que tiene que llevar un zapato ortopedico con alzas.
El joven Luis fue enviado por el Obispo de Casale a Roma, al Almo Colegio Capranica. Fue ordenado sacerdote el 17 de diciembre de 1938 en la basílica de San Juan de Letrán. Ejerció su primer ministerio sacerdotal en la parroquia de San Saturnino y de los Santos Patrones de Roma. Consiguió el titulo en sagrada Teología en 1939; en 1942 se graduó en Derecho Canónico en la Universidad Gregoriana. En 1945 consiguió el diplomado de Abogado Rotal del Tribunal de la Rota (Santa Sede).
El primero de Mayo de 1942 fue llamado por Monseñor Giovanni Batista Montini, para trabajar en la Secretaria de Estado (Vaticano). Como redactor de breves pontificios, allí por veinte años Monseñor Montini, el futuro Papa Pablo VI, tendrá ocasión de apreciar sus cualidades de laboriosidad y tenacidad espiritualidad, discreción e inteligencia. Lo nombraron Camarero secreto supernumerario el 12 de marzo de 1952, prelado domestico de su santidad Pío XII el 17 de octubre de 1957, título que permite que sea llamado Monseñor.
Desde 1964 a 1977 dirigió la oficina para la asistencia espiritual hospitalaria C.E.I. (Conferencia Episcopal Italiana). Mientras tanto empezó la realización de numerosas actividades de formación y obras benéficas al servicio de la pastoral del sufrimiento. Monseñor Novarese "creyó" en la persona enferma y en sus infinitas posibilidades; a la condición de que la persona enferma se entregue totalmente a la acción misteriosa de la gracia, que silenciosamente opera en su corazón por medio de la fe.
La actividad pastoral diaria y el trabajo en el Vaticano no distrajeron al padre Luis de su proyecto de dedicarse a las personas que sufren; con la Hermana Elvira Psorulla, a la cual le pide la colaboración en este su nuevo apostolado, dio vida a una fundación que tiene diferentes niveles, proponiéndose el sostenimiento espiritual, humano y material de las personas que sufren:
En Mayo de 1943, con el apoyo y sostenimiento del Padre Gabriel Roschini OSM da vida a La Liga Sacerdotal Mariana (LSM). EL Objetivo especifico de la ayudar a los Sacerdotes, sanos y enfermos, a difundir la verdadera devoción a la Virgen María, sobre todo entre los enfermos, según el espíritu de "oración y penitencia" que la Virgen pidió en Lourdes y Fátima. Inicia el apostolado de los Voluntarios del Sufrimiento. Con la autorización del Papa Pío XII inicia la transmisión radiofónica semanal, "Cuarto de hora de la serenidad" por la emisora del Vaticano. Inicia la publicación de "el Ancora" revista mensual gratuita par los voluntarios del sufrimiento. Funda los Silenciosos Operarios de la Cruz, asociación privada internacional de fieles, reconocida por el Consejo Pontificio para los Laicos, a la cual se pueden adherir laicos y clérigos. Profesan los tres consejos evangélicos.
En junio de 1952 Mons. Novarese realiza la primera peregrinación de solo sacerdotes enfermos a Lourdes coordinados por la Liga Sacerdotal Mariana. Luego realiza en el santuario de Oropa (Italia) el primer retiro espiritual para personas con discapacidad y enfermos provenientes de diferentes partes de Italia. Allí nace la idea de hacer retiros y ejercicios espirituales, donde las personas con discapacidad y enfermos, pueden vivir anualmente la experiencia de los ejercicios espirituales. Realiza la primera y grande audiencia del Papa Pio XII a 7.000 "Voluntarios del Sufrimiento" provenientes de Italia y del exterior. Es la primera vez que un Papa acoge un grande número de personas enfermas y con discapacidad (primer encuentro en la historia de la Iglesia).
En 1954, nace en Re (Verbania) el primer taller para personas con limitaciones físicas. Con el objetivo de que las personas sean activas en la sociedad: son seres humanos con capacidades y pueden hacer muchas cosas.
En la actualidad los Silenciosos Operarios de la Cruz se encuentran en diferentes países del mundo: Italia, Polonia, Portugal, Israel (Jerusalén), Camerún y Colombia.
Monseñor Novarese dejó estas palabras en manos de las personas enfermas, con discapacidad y miembros de sus Asociaciones: "Que la persona enferma y con discapacidad sea un instrumento activo en la manos de la Virgen para la Gloria de Dios y la salvación de todos los hombres. Activo por su vida de gracia, vivida sin tristeza ni añoranza por lo que no puede hacer; activo para la obra de conquista que debe hacer alrededor de El". "La inmaculada quiere que las personas enfermas y con discapacidad se hagan apóstoles y anuncien el plan de la redención."
Luis Novarese murió a la edad de 70 años, el 20 de julio de 1984 en Rocca Priora (Roma), dejando un gran apostolado y una obra que esta difundiendo por todo el mundo. Fue beatificado por el Papa Francisco en mayo de 2013.