28 de julio de 2015

Beato JOSÉ GOROSTAZU LABAYEN. (1907-1936).


Nació en Usi-Juslapeña, Navarra (España). Pronto quedó huérfano. Sus parientes consiguieron que ingresara en el Asilo de Huérfanos del “Sagrado Corazón”, de Madrid. En ese centro vivían unos 250 internos, entre 8 y 18 años atendidos por 22 Hermanos de La Salle. José aprendió pronto tanto por las materias teóricas de matemáticas, lengua, geografía, contabilidad e idiomas, como las prácticas de los talleres de dibujo, zapatería, sastrería, linotipias y encuadernación. 
En 1929 José Gorostazu pidió ingresar en el Noviciado lasaliano de Griñón (Madrid). No pudo conseguirlo, pues se daban en él deficiencias notables que se lo impidieron: enfermedad del sueño y piernas deficientes. Ante la negativa pidió a los superiores que le admitieran como operario de la zapatería de la casa. Los que con él convivieron dirán que era muy piadoso y que con frecuencia visitaba a Jesús Sacramentado; hacía las oraciones con los Hermanos y vivía en casa como un religioso más. Era persona desprendida; tenía un grupo de personas necesitadas a las que socorría habitualmente. Nunca quiso manejar dinero, siendo el H. Director de la Casa quien guardaba lo que ganaba.
En la tarde del 28 de julio de 1936, en el calor sofocante de Griñón, José Gorostazu moría acribillado a balazos y gritando con todas sus fuerzas “¡Viva Cristo Rey!” Fue el protomártir de cuantos murieron ese día por Cristo en la explanada ante la capilla de la casa de formación de Griñón. Fue beatificado el 13 de octubre de 2013 por SS Francisco.