24 de julio de 2015

Beato JAVIER BORDÁS PIFERRER. (1914-1936). 


Martirologio Romano: En Barcelona igualmente, beato Javier Bordás Piferrer, religioso salesiano, que con su martirio testimonió claramente que era discípulo del divino Maestro.

Nació en San Pol de Mar, Barcelona, en el seno de una familia profundamente cristiana. Su infancia transcurre en un ambiente salesiano. Cuando tenía seis años entró en el colegio salesiano de Mataró. Emitió sus votos religiosos en 1932 y fue enviado a Roma para realizar los estudios de Filosofía en la Universidad Gregoriana. Junto con Don Félix Vivet entró en España para las vacaciones el 17 de Julio de 1936. En Sarriá (Barcelona) le sorprendió el inicio de la guerra civil. 
A los pocos días, el jueves 23 por la tarde, se le ocurrió acercarse hasta el Barrio de Horta, a la casa llamada “de Fusta”, se trataba de una pequeña finca que sus padres poseían entre las carreteras de la Vall d´Hebron y de la Rabassada, junto al antiguo orfelinato Ribas. Según su hermano Mariano, quería ver “si en ella podrían refugiarse algunos salesianos”. Xavier quedó allí para siempre. Muy probablemente lo denunció uno de los colonos. Desde ese mismo día, la estrecha y apartada carretera de laVall d´Hebron se había convertido en un lugar fatídico, donde, para los condenados, finalizaba “el paseo”.
El miércoles 29 se dio con la fotografía de su cadáver en el Hospital Clínico de Barcelona, pero su cuerpo no pudo ser identificado