24 de julio de 2015

Beatas MARÍA DEL PILAR DE SAN FRANCISCO DE BORJA, TERESA DEL NIÑO JESÚS y MARÍA ÁNGELES DE SAN JOSÉ. M. 1936. 


Martirologio Romano: En Guadalajara en España, beatas María del Pilar de San Francisco de Borja (Jacoba) Martínez García, Teresa del Niño Jesús (Eusebia) García García y María Ángeles de San José (Marciana) Valtierra Tordesillas, vírgenes de la Orden de las Carmelitas Descalzas y mártires, que en tiempos de persecución alcanzaron la corona del martirio aclamando con alegría a Cristo Esposo

Eran tres monjas carmelitas descalzas: Sor María Pilar de San Francisco de Borja, Sor Teresa del Niño Jesús y de San Juan de la Cruz y Sor María Ángeles de San José.
Se encontraban en el convento de San José de Guadalajara. Al estallar la guerra civil, todas las monjas del convento pidieron al Señor el martirio. Habían salido de la clausura dos días antes, cuando los milicianos tomaron Guadalajara. Iban vestidas de seglares. Van buscando un refugio, y en el camino son descubiertas. "Son monjas. Disparad sobre ellas", grita un miliciano. Inmediatamente las disparan sin más. 
María de los Ángeles cayó sobre el bordillo de la acera sin vida. María del Pilar cayó en un charco de sangre, la volvieron a disparar, la apuñalaron hasta dejarle el riñón al descubierto. Un guardia de asalto ordenó que fuera llevada al hospital. En una de las camas murió diciendo: "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen".
Teresa del Niño Jesús, al oír el tiroteo, logró escapar. Corrió aturdida hasta encontrarse con un individuo que, prometiendo protegerla, la quiso violar. Los asesinos lograron dar con ella. En un supremo intento de huida, con las manos en alto, cayó de bruces sobre piedras del camino, fulminada por una descarga seca, mientras gritaba: ¡Viva Cristo Rey! Medía hora más tarde apareció el cadáver en el interior del cementerio.