26 de mayo de 2015

San PEDRO SANS Y JORDÁ. (1680 - 1747).

(Pedro Mártir Sans).
Piedra firme. Roca

Martirologio RomanoEn Fuzhou, en la provincia china de Fujián, san Pedro Sans i Jordá, obispo de la Orden de Predicadores y mártir, el cual, detenido junto con otros sacerdotes y llevado preso hasta el tribunal a través de un largo recorrido, se arrodilló en el lugar del suplicio y, terminada su oración, ofreció de buen grado su cuello al hacha.

Natural de Ascó (Tarragona), diócesis de Tortosa. Ingresó como dominico en Lérida en 1697 con el nombre de Pedro Mártir, en honor del primer mártir canonizado dominico. Ordenado sacerdote en 1704. Combativo predicador marchó como misionero primero a Manila (1712) y después a China; alcanzó un excelente dominio del chino. Desde 1715 su labor evangélica en Fukien fue exitosa. En 1730, fue Vicario general en el celeste Imperio y obispo titular de Mauricastro; en 1732, el emperador desterró a los misioneros y Pedro se retiró a la base de Macao. En 1738 emprendió con cuatro compañeros una expedición altamente arriesgada, y en poco tiempo pudieron fundar numerosas iglesias y convertir a muchos al cristianismo, sobre todo, mujeres. 
En 1746  se dejó capturar espontáneamente para evitar represalias contra los cristianos, fue detenido, junto con sus compañeros los santos Francisco Serrano, Joaquín Royo, Juan de Alcober y Francisco Díaz. Tras soportar larga y dura prisión muere decapitado en Futhsou el 26 de mayo de 1747, habiendo destacado por su gran humildad, audacia y fervor misionero. Un año más tarde morirían también decapitados sus compañeros.  Fue canonizado por Juan Pablo II el 1 de octubre de 2000.