9 de abril de 2015

Santa WADELTRUDIS. M. c. 688.

(Valdetrudis, Valtruda, Valtrudis, Valdetruda, Vautrudis, Waldetrudis, Waltruda, Wandru. fr.: Waudru). 
Gobernante fuerte. Querida en el mando

Martirologio Romano: En Castroloco (hoy Mons), de Henao, en Neustria, santa Valdetrudis (Valtruda o Wadeltrudis), hermana de santa Aldegundis, que, siendo esposa de san Vicente Madelgario y madre de cuatro santos, a semejanza de su marido se ofreció a Dios y recibió el hábito monástico en el cenobio fundado por ella misma.

Hija de santos Gualberto y Berta. Se casó con san Vicente Madelgario. Tuvo como hijos a santos Adeltrudis, Dentlin, Landerico, Madelberta. Hermana de santa Aldegunda. Familia de buena condición económica y social, en cuanto los hijos pudieron sostenerse a sí mismos, los padres de común acuerdo decidieron separarse para mejor poder dedicarse al servicio de Dios en la vida religiosa. Madelgario lleva a cabo la fundación de un monasterio en Haumont, adonde pasa a ser monje, asumiendo el nombre religioso de Vicente. Su mujer Wadeltrudis, en cambio, retardó aun dos años, para luego retirarse del mundo, y se fue a vivir en soledad a una pequeña habitación. Fue invitada por su hermana Aldegunda a unirse a la comunidad de Maubeuge, pero ella pensó que podía conducir una vida todavía más austera permaneciendo fuera de la abadía.
Con el tiempo, fue hasta tal punto molestada por visitantes que iban en busca de sus consejos, que en el 661, fundó el monasterio de Castrólico, en lo que luego será la ciudad belga de Mons, y de la que sería abadesa. Su memoria ha sido siempre muy venerada, por sus milagros y caridad hacia los más pobres. La dirigió espiritualmente san Gislenio, entregándole el velo. Entregó su alma a Dios en el año 688, cuando era viuda desde hacía 11 años. 
Su culto se desarrolló a partir de al menos el siglo IX, período en el cual un monje de Mons redactó una «Vita» en latín, y su nombre, en el 1679, fue introducido en el Martirologio Romano, donde permanece hasta hoy en la fecha del 9 de abril. Es la patrona de Mons, ciudad que también custodia sus reliquias, en una iglesia del siglo XV, construida cerca del auténtico Chateaulieu o Castrolico.