12 de marzo de 2015

San BERNARDO DE CARINOLA. (1040 - 1109).

(it.: Bernardo de Capua).
Oso fuerte.

Natural de Capua, aunque por el amor que tuvo por Carinola, se piensa que nació en este lugar y que pertenecía a una familia de la nobleza. Para completar su formación humana y social, sus padres lo enviaron a la abadía de Montecasino, entonces era el abad Desiderio, que fue el papa san Víctor III. Bernardo se distinguió por su viva inteligencia, buenas costrumbres y centrado en el estudio. Fueron sus compañeros: Hildebrando de Saona (futuro papa san Gregorio VII) y san Pedro Damián. Bernardo terminó sus estudios con la ordenación sacerdotal. Giordano, príncipe de Capua, lo eligió como su consejero y capellán de corte. 
Fue nombrado obispo de Forum Claudii en el 1087, por el papa beato Víctor III. En el 1100, se trasladó a la sede Carinola en Campania. Construyó el palacio episcopal en la nueva sede; así mismo trasladó los restos de san Martín Penitente a la nueva catedral y lo proclamó patrón de Carinola. El obispo desarrolló un nuevo apostolado e un tiempo de restauración. Procuró la reforma del clero, enriqueciendo a los buenos sacerdotes con su ejemplo y su palabra. Fue un santo auténtico, generoso, que cabalgaba por las zonas rurales pidiendo limosnas para la construcción de la catedral, lo que le valió tener un contacto directo con el pueblo. Fue un hombre humilde y de vida pobre. Murió muy viejo y es el copatrón de esta ciudad. Fue enterrado en la catedral.