4 de marzo de 2015

Beatos MIECISLAO BOHATKIEWICZ, LADISLAO MACKOWIAK y ESTANISLAO PYRTEK. M. 1942.


Miecislao: El que difunde la fama.  
Ladislao: Señor glorioso. Buen soberano
Estanislao: Gloria militar

Martirologio Romano: En el pueblo de Berezwecz cerca de la ciudad de Glebokie en Polonia, beatos Miecislao Bohatkiewicz, Ladislao Mackowiak y Estanislao Pyrtek, presbíteros y mártires, que en tiempo de guerra fueron encarcelados por la fe de Cristo y fusilados

Miecislao Bohatkiewicz (1904-1942). Nació en Krikaly, (Dunilowicze-Vilna), Lituania. Después de estudiar en el seminario de Pinsk, fue ordenado sacerdote en 1933. Fue profesor y prefecto de liceo de Luniniec hasta que se produjo la ocupación alemana. Marchó con su hermano sacerdote a Puszki; fue nombrado párroco de Pelikany en el distrito de Braslaw. Cuando supo la necesidad de los fieles de Dressa, acudió a atenderlos, lo que le costó la prisión por parte de los nazis. Fue arrestado en 1941 y llevado a Glebokie junto con los padres Ladislao Mackowiak y Estanislao Pyrtek. 

Ladislao Mackowiak (1910-1942). Nació en Sykty, en la diócesis de Vilna. Después de estudiar en el seminario de Vilna, fue ordenado sacerdote en 1939. Fue destinado a la parroquia de Ikazn, primero como coadjutor y luego como párroco. Al producirse la ocupación alemana, llevó a cabo una profunda labor apostólica junto con su coadjutor, Estanislao Pyrtek. Un empleado les advirtió que podían ser fusilados, acudieron a su obispo que les dijo que actuaran en conciencia. Ambos decidieron quedarse. Fue arrestado en 1941 y llevado a Glebokie junto con los padres Miecislao Bohatkiewicz y Estanislao Pyrtek. Fue torturado, y sus parroquianos solicitaron su liberación, pero no sirvió de nada. 

Estanislao Pyrtek (1913-1942). Nació en Bystra Podhalanska, diócesis de Vilna. Después de estudiar en el seminario de Vilna, fue ordenado sacerdote en 1940. Primero fue enviado a la parroquia de Dukszty Pijarskie, cerca de Vilna y en 1941 fue enviado a Ikazn, donde multiplicó su actividad en los breves meses de su ministerio, atendiendo sobre todo la catequesis de los niños. Cuando su párroco, Ladislao Mackowiak fue encarcelado, marchó a Braslaw para interceder por él, siendo con él arrestado. Fue detenido en 1941 y llevado a Glebokie junto con los padres Miecislao Bohatkiewicz y Ladislao Mackowiak. Fue torturado, y sus parroquianos solicitaron su liberación, pero no sirvió de nada.

En el bosque de Borek, cerca de Berezwecz (Lituania) fueron fusilados por los ocupantes nazis estos tres sacerdotes el 4 de marzo de 1942. No habían valido de nada las firmas y presiones de los fieles de sus parroqulas para salvar sus vidas, que enfrentaron el peligro de interceder por ellos con tal de conseguir que los dejaran con vida. Los tres fueron llevados al bosque de Borek, cerca de Berezwecz, donde fueron fusilados. Antes de morir, gritaron "Viva Cristo Rey". Fueron beatificados por por san Juan Pablo II el 13 de junio de 1999.