25 de marzo de 2015

Beata MARÍA ALFONSINA DANIL GHATTAS. (1843-1927).

(Marie-Alphonsine Danil Ghattas).

Martirologio Romano: En Jerusalén, Isarel, beata Marie-Alphonsine Danil Ghattas, virgen, cofundadora de las Hermanas del Santo Rosario de Jerusalén de los Latinos.

Mariam Soultaneh, como fue su nombre de pila, nació en Jerusalén y sentía una especial devoción a la Vírgen María y al rezo del rosario.
Fue gracias a su relación estrecha con María que pudo ver con claridad cuando tenía sólo 14 años su llamado a la vida religiosa. Su amor a la Virgen le ayudó a afrontar también algunas dificultades como la oposición de su mismo padre a su vocación. No obstante en 1860 vistió el hábito en la comunidad de San José de la aparición tomando el nombre de Marie-Alphonsine.
“Se distinguía por su profunda piedad y firme adhesión a la fe católica. Fundó la asociación de las Hijas de María y también otra orientada a las Madres cristianas. Prosiguió su labor apostólica en Belén”.
Tras 14 años de vida comunitaria sintió un fuerte llamado de la misma Madre de Dios a dejar a las hermanas de San José de la aparición para fundar una congregación que se dedicara al rezo del rosario. La hermana Marie-Alphonsine es gratificada con varias apariciones de Nuestra Señora que le revela su deseo de que funde la Congregación del Santo Rosario. La Virgen María le habla del padre Joseph Tannous, un santo sacerdote del Patriarcado latino, para que sea su director y administrar la Congregación del Rosario. Es él quien encuentra en Jerusalén, no lejos del Patriarcado, la casa modesta en la cual entran las cinco primeras postulantes – entre ellas está Sor María Alphonsine - el 24 de julio de 1880. El Patriarca Vincent Bracco le impone el hábito a las postulantes el 15 de diciembre de 1881. La hermana Marie-Alphonsine atravesó momentos muy difíciles antes de conseguir en Roma, en 1880, la dispensa de su voto de obediencia a las superioras de San José y la autorización para ingresar en la nueva Congregación del Santo Rosario. 
Así, ella junto con otras cinco postulantes comenzaron a formar parte de esta nueva comunidad. El 6 de octubre de 1883, la hermana Marie-Alphonsine, quien quiso conservar el mismo nombre como religiosa en su nueva comunidad, recibió el hábito de la Congregación del Rosario. En 1885 fue admitida para hacer su profesión y pronunciar sus primeros votos.
Marie-Alphonsine pasó 42 años al servicio de su comunidad: abrió en Belén un taller para dar trabajo a las jóvenes pobres de la ciudad, luego fue Jaffa de Nazaret donde asistió a su director espiritual, el padre Tannous Giuseppe hasta el momento de su muerte. Más tarde fue a Beit Sahur, Salt, Nablus, Zababdeh.
En 1893, la hermana Marie-Alphonsine abre en Belén un taller para dar trabajo a las jóvenes pobres de la ciudad. Pasa allí quince años llenos de celo y de entusiasmo. En 1909 es enviada a la casa central de Jerusalén donde se queda hasta 1917, fecha en la cual se la envía a fundar un orfanato en la ciudad de Aïn-Karem. Allí puede volver a su vida de oración y cumplir el deseo de la Virgen María: que el Rosario sea recitado perpetuamente. 
La Madre Marie-Alphonsine exhaló el último suspiro rezando el rosario con su hermana, Hanneh Danil Ghattas. Fue beatificada el 22 de noviembre de 2009 por SS. Benedicto XVI.