30 de enero de 2015

PANAGIA EVANGELISTRIA.


El icono de la Panagia Evangelistria, que representa a María de rodillas en oración, se cree que es la obra de San Lucas y que tiene poderes de curación milagrosa. La Virgen de Tinos fue declarada patrona de la nación griega.


HISTORIA:

Tinos es una pequeña isla de las Cíclades, entre Europa y Asia, y en ella se encuentra el Santuario Nacional de Grecia dedicado a la Panagia Evangelistria, es decir, “Toda Santa de la Anunciación”. 
El 9 de julio de 1822, en el Monasterio de la conocida “Madre de Dios de los Santos Ángeles”, una monja piadosa, Pelagia, tuvo un sueño, fue alcanzada por un olor a flores muy fuerte, vio la puerta de su celda abrirse y una señora con un paso imponente, rodeada por una gran luz, entra y se acerca a la cama, diciendo: “Levántate y ve a buscar rápidamentea a un hombre llamado Stampatello Caldani, y dile de mi parte que no puedo soportar mas el lugar donde estoy desde hace tantos años; que excave en la finca de Antonio Doxara y construya una gran casa nueva…”. Dicho esto, la mujer se volvió invisible. Pelagia se levantó y todas las campanas tocaban a maitines. Sin embargo, se negó a revelar su sueño, por temor a que fuera una ilusión.
santa Pelagia de Tino
Una semana más tarde, en la noche entre el sábado y el domingo, el 16 de julio, la misma mujer, rodeada de luz, se apareció de nuevo a la monja y le reiteró con insistencia su deseo. Pelagia, indecisa, se preguntó qué hacer, qué diría la gente, y si este sueño en realidad venía de Dios.
El tercer domingo, 23 de julio, antes de Maitines, la mujer desconocida se le apareció y le dijo con severidad: “¿Por qué no has seguido mi orden y estas dudosa? ¿Por qué no tienes fe?”. Ante estas palabras la monja Pelagia comenzó a temblar y se despertó presa de miedo. Y ya despierta ve a la señora que de pronto levanta la mano y le dice: “Escucha por última vez, Pelagia: si no haces lo que he pedido, borraré tu nombre del libro de la vida”.
La monja, más asustada que nunca, sólo tuvo el coraje de preguntarle: “Pero usted quien es que me da órdenes para hacer estas cosas y esta tan enojada conmigo?”. Entonces la señora con gran gracia señala con el dedo todo el mundo y dijo en voz muy baja “Tierra, anuncia una gran alegría …”. 
Después de misa, le dijo sobre la visión a la abadesa y al capellán. Estos, sin saber qué hacer, la envian al Metropolita Gabriel. El obispo de Tinos, que ya había tenido otros dos signos, escuchó a la monja con gran interés ahora convencido de que en el campo de Doxara estaba ubicada una antigua iglesia con un icono de la Virgen, y decidió hacer todo lo posible para encontrarla y para construir una nueva iglesia, según lo solicitado por la Madre de Dios. Después de sonar las campanas, en presencia de todo el clero, el alcalde y todos los vecinos, hizo un sermón y llamó a todo el pueblo de Tinos a reconocer el milagro y recuperar el icono.
Las excavaciones comenzaron en septiembre de 1822 y continuaron durante dos meses sin interrupción, hasta que salieron a luz las ruinas de una antigua iglesia y los restos de un pozo seco, pero no el icono.
La búsqueda se paralizó, pero inmediatamente cayó sobre la ciudad una peste que fue interpretada como un aviso de que debían seguir buscando.
La búsqueda continuó hasta que el 30 de enero de 1823, un trabajador de nombre Vlassi con su azadón chocó con algo que se partió en dos: era el icono. Una vez que se limpia y se recompone, se dan cuenta que era un icono de la “La Anunciación de la Madre de Dios” como dio a entender María, que permaneció escondido en el suelo durante casi ochocientos años.
La noticia corrió por toda la isla de Tinos, las campanas empezaron a sonar y la gente entusiasmada se reunió en el campo de Doxara donde el Metropolita Gabriel, de rodillas y con lágrimas, abrazaba el icono y cantaba junto con los fieles Himno de la Anunciación.

ICONO DE LA EVANGELISTRIA:

El Icono de la Madonna Evangelistria, es decir, de la Anunciación, también es llamado por el pueblo Megalocharis, es decir, la “gran gracia” o “llena de gracia”. Por los muchos ex-votos que la adornan y la esconden de la vista, no es fácil dar una descripción exacta y es necesario utilizar una réplica suficientemente grande en la sacristía.
Según la tradición local, la imagen estaba destinada a una antigua iglesia que data de un período no especificado del período bizantino, en el que el culto cristiano había suplantado a los dioses paganos del Olympo. Esta iglesia, dedicada a San Juan el Bautista, fue quemada y destruida por los árabes, los sarracenos durante el siglo X.
El icono conservado intacto en medio de las ruinas, se mantuvo oculto hasta el día de su descubrimiento, en Enero 30 de 1823. María está representada dentro de una habitación, de rodillas y con la cabeza hacia abajo, con la intención de orar ante un reclinatorio, vestida con traje verde y amarillo. Sobre el reclinatorio hay un pequeño libro abierto en el que están escritas las palabras pronunciadas por la Virgen al Ángel. 
Delante de la Virgen está arcángel Gabriel, rodeado de luz, también vestido de verde y oro, está de pie, sosteniendo el cetro en la forma de una azucena, símbolo de pureza.

RECONOCIMIENTOS Y DEVOCIÓN

El santuario, cuya construcción se remonta a 1830, se enriqueció en su interior con oro y piedras preciosas, para recibir el santo icono en circunstancias prodigiosas. 
En 1835, un real decreto lo declaró Peregrinación de todos los ortodoxos, mientras que los católicos la han llamado la Lourdes del Mar Egeo por su perfecta afinidad con el Santuario de los Pirineos franceses: habla de arrepentimiento, conversión, reconciliación, esperanza y confianza en la intercesión de la Virgen María por los muchos enfermos y afligidos en cuerpo y alma.
En 1972, otro decreto ha definido a Tinos Isla Sacra por el valor de la imagen milagrosa de la Panagia Evangelistria. 
Las Fiestas atraen a muchos peregrinos de Grecia y de todas partes, especialmente el 15 de agosto, fiesta de la Dormición de María, que se convierte en un período de extraordinario fervor que la convierte por un mes en el centro de la isla y el corazón del cristianismo griego.