8 de enero de 2015

NUESTRA SEÑORA DEL PRONTO SOCORRO.



Advocación mariana que es la patrona de Lousiana en Estados Unidas. Su festividad se celebra el día 8 de enero.
Nuestra Señora del Pronto Socorro es una advocación distinta a la de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y que para una mayor traducción semántica sería algo así como “Nuestra Señora de las Urgencias”.


HISTORIA:

En 1727, un pequeño grupo de hermanas Ursulinas Francesas fueron enviadas a Nueva Orleans a encargarse del Hospital Real y a conducir la escuela. Estas Ursulinas fueron las primeras religiosas en lo que hoy conocemos como los Estados Unidos. 
La Patrona de Louisiana y Nueva Orleans surgió como un pedido de urgencia de las hermanas Ursulinas de Nueva Orleáns que temían por la existencia de la orden en aquella zona.
Fue así que la hermana San Miguel prometió a la Virgen, que si movía rápidamente todos los obstáculos, le haría una estatua y propagaría la devoción a Nuestra Señora del Prompt Succor. A partir de entonces, las oraciones a esta advocación han producido muchos milagros.
Prompt Succor quiere decir “urgencias”, y esto es lo que Nuestra Señora le dio a la Madre San Miguel. El 31 de diciembre, de 1810, la Madre San Miguel colocó en la capilla del convento de Nueva Orleans, una estatua nueva, que el obispo de Montpellier pidió bendecir el mismo. Desde entonces, se le ha dado veneración pública a la virgen María bajo el titulo de Nuestra Señora del Pronto Socorro.

NUESTRA SEÑORA DEL PRONTO SOCORRO ESCUCHA LA ORACIÓN:

En ese mismo año, un incendio terrible se desató en Nueva Orleans. La hermana San Antonio rápidamente sacó una estatua de Nuestra Señora del Pronto Socorro y la colocó en una ventana de cara al incendio. ¡Nuestra Señora escuchó la oración!. El viento cambió y las llamas se apagaron. El convento estaba fuera de peligro y el resto de Nueva Orleans se había salvado también de la destrucción.
En el mismo año del terrible incendio, una guerra estalló entre los americanos y los ingleses que duró varios años. En 1815, una batalla famosa se libró cerca de Nueva Orleans, en los llanos de Chalmette y Nuestra Señora salvó nuevamente a la ciudad de Nueva Orleans. 
El 8 de enero se observa como el aniversario de la Batalla de Nueva Orleans, pero es también el aniversario del día en que la ciudad fue salvada de la destrucción a través de la intercesión de Nuestra Señora del Pronto Socorro.
Y otro gran prodigio, la patrona de New Orleans, Nuestra Señora del Pronto Socorro, que se venera en el convento de las Ursulinas, sobrevivió al huracán Katrina que destruyó la ciudad en el 2005.
 En 1894, en una de sus visitas oficiales a Roma, él presentó la petición de parte de las hermanas Ursulinas al Santo Padre, añadiendo sus recomendaciones personales para la solemne coronación. No solo recibió aprobación pontificia sino que además fue asignado para coronar la estatua de Nuestra Señora en nombre del Papa León XIII. El 10 de noviembre fue el día asignado para la ceremonia.
Cada año, el 8 de enero, una solemne Misa de acción de gracias es cantada en el santuario. Muchas de las Iglesias de Louisiana llevan el nombre de Nuestra Señora del Pronto Socorro.