30 de enero de 2015

Beato ALANO DE LILLE. (c.1120-1202).

(lat.: Alanus ab Insulis. fr.:Alain de Lille, Alain Delisle, Alain de L'Isle)
Alegre, armonioso

Filósofo y teólogo, conocido como “Doctor universalis”, nació en Lille (Francia). Fue profesor de grado en París y en Montpellier; tomó el hábito de converso en Citeaux, donde llevó una vida ejemplar. Fue un profundo conocedor de las doctrinas platónicas-aristotélicas, en gran parte a través de Boecio, más que un pensador original, fue discípulo de Gilberto Porretano. Ecléctico en filosofía, se le aprecia como teólogo por la exposción de las máximas teológicas en forma aforística, que lo distingue de las tradiciones contemporáneas. Puso las bases de la terminología teológica de su tiempo y polemizó con cierta fuerza dialéctica, pero sin un verdadero rigor racional. Llevó su esfuerzo de sistematización del saber en obras en verso. 
Sus obras se pueden dividir en: Escritos filosóficos teológicos: “Contra hereticos”, en 4 vol. “Regulae de sacra theologia”. “Distinctiones dictionum thologicarum”. “Summa de arte praedicatoria”. Además “Sermones”; “De sex alis Cherubini”; “Elucidatio in Cantica canticorum”; “Liber poenitentialis”. Escritos poéticos: “Anticlaudianus”, que parece que influyó en Dante. “De planctu naturae”. “Doctrinale minus” (o “liber parabolarum”). Se le han atribuido otros libros pero no son suyos.
La excepcional doctrina de Alano hizo que se considerara un ser superior, a la misma altura que san Alberto Magno, y favoreció el nacimiento de una idealización legendaria. No hay ninguna referencia que se haya venerado su sepulcro ni de otras manifestaciones de culto, pero en el “Brevis quorundam sanctorum et beatorum sacri Cisterciensis ordinis enumeratio” del abad Jean de Cirey (Dijon 1491) y en los martirologios cistercienses y benedictinos.