10 de diciembre de 2014

Santos POLIODORO PLASDEN, EUSTACIO WHITE y Beatos BRIAN LACY, JUAN MASON y SIDNEY HOGDSON. (1563-1591).


Martirologio Romano: En Londres, santos Poliodoro Plasden y Eustacio White, presbíteros, y también los beatos Brian Lacy, Juan Mason y Sidney Hogdson, todos ellos mártires, que en el mismo año sufrieron idéntico tormento en Tyburn, los primeros porque, siendo sacerdotes, habían entrado en Inglaterra, y los otros por haberles prestado ayuda

Polidoro Plasden nació en 1563, en Londres, en Ludgate Circus, hijo de un fabricante de instrumentos musicales. Con 22 años estudió para ser sacerdote en Reims (1586) y en Roma donde fue ordenado en la basílica lateranense (1586). 
Con el nombre falso de Oliver Palmer volvió a Inglaterra en 1588 y trabajó apostólicamente en Londres hasta su captura. Lo apresaron cuando estaba celebrando misa por san Edmundo Gennings en casa del beato Esvituno Wells en 1591. Fue juzgado en Westminster Hall por el Lord Jefe de Justicia, Wray, fue separado de sus compañeros y llevado a Tyburn, Londres, junto con san Eustacio White; donde tuvo un coloquio con sir Walter Raleigh, que quiso liberarlo, pero no pudo hacerlo por las malas artes de Topcliffe. 
Antes de morir en la horca, Poliodoro dijo: “Yo soy católico. Nunca me pondré contra mi religión ni aconsejaré a nadie a que se oponga. Porque eso sería renegar de mi fe. Oh Cristo, jamás te negaré ni a cambio de cien vidas”. Fue ahorcado en Tyburn, pero como se había ganado las simpatías del público, su cadáver no fue descuartizado hasta que se estuvo seguro que había muerto.



Eustacio White nació en 1560, en Louth (Lincoln, Inglaterra) en el seno de una familia anglicana convencida; cuando era joven se convirtió al catolicismo cosa que provocó las iras de su padre que lo maldijo y expulsó de casa. Estudió para ser sacerdote en Reims (1584) y Roma (1586). Ordenado en 1588. Volvió a Inglaterra y durante tres años trabajó apostólicamente por el oeste del país, hasta que fue detenido por calcular mal la confianza con que podía hablarle a un abogado de Balndford (Dorset). Lo detuvieron y la primera providencia que se tuvo con él fue avisar a un ministro anglicano para que lo redujera con argumentos, pero en la disputa ganó Eustacio, y los asistentes estuvieron dispuestos a pedirle a la reina que lo indultara. Fue trasladado a la cárcel de Bridewell de Londres, donde soportó hasta siete veces la tortura ordenada por el fanático Topcliffe. No delató a nadie bajo tortura, y solía decir esta jaculatoria: “Señor, dadme mayores sufrimientos pero mayor paciencia”. Le dijo a su torturador que pediría por él y cuando fue ahorcado en Tyburn, Londres, dijo: “Gracias, Señor, por un final tan feliz a mis pobres trabajos”. Su cuerpo su fue descuartizado y murió junto con Poliodoro Plasden. 

Brian Lacey era un gentilhombre de Yorkshire, primo y compañero del beato Montfordo Scott. Después de ser torturado, se le condenó a la horca por haber ayudado y albergado al P. Scott. El delator había sido el propio hermano de Brian Lacey. Fue martirizado en Tyburn, Londres, después de asistir a una misa celebrada por Edmundo Gennings, junto con Juan Mason y Sidney Hogson.
Juan Mason era natural de Kendal (Inglaterra), era un laico que vivía en Londres. Era de una familia muy humilde y servía como criado en casa de un tal Owen. Fue ahorcado en Tyburn, Londres por socorrer a algunos sacerdotes; con él fueron martirizados tres compañeros.


Sidney Hodgson era un laico convertido al catolicismo. Era asiduo a las misas que clandestinamente celebraban los misioneros. Fue arrestado mientras asistían a la misa celebrada por Edmundo Gennings. La casa era de Esvituno Wells, que en aquel momento no estaba. El tirano Topcliffe, fue quién los arrestó, después que ellos decidieran no abrir la puerta hasta que no terminara la misa. Fueron llevados a la cárcel de Newgate donde fueron procesados y se negaron a reconocer la supremacía de la reina.