3 de diciembre de 2014

OTROS SANTOS DEL DÍA:


Sofonías. s. VII a. C. (Antiguo Testamento).
Martirologio Romano: Conmemoración de san Sofonías, profeta, que en los días de Josías, rey de Judá, anunció la ruina de los impíos en el día de la ira del Señor y robusteció con la esperanza de la salvación a los pobres y menesterosos.
Parece que era descendiente del rey Ezequías, que profetizó en Judea en tiempos del rey Josías: su profecía más interesante es la que respecta a la conversión de los paganos al final de los tiempos. Su misión comenzó hacia el 639 a. C. Denunció los excesos del pueblo en su falta de religiosidad y el poder de los ricos. La amenaza del “Día del Señor”, como el momento en el que pondrá en marcha el juicio universal, se convierte en el contenido esencial de la obra y hace de sus palabras un escrito apocalíptico. Habla del “resto de Israel” como la esperanza: “El resto de Israel no cometerá más iniquidad, no dirá más mentiras, ni hablará con falsedad. Se alimentarán y reposaran sin que nadie los inquiete” (So 3, 13). La liturgia medieval utilizará su canto litúrgico final “Dies irae, Dies Illa”.  

San Lucio "Rey". M. c. 200. 
Martirologio Romano: En Chur (Coira), de la Recia, entre los helvecios (hoy Suiza), san Lucio, eremita.
Parece que fue rey de Britania. Según una tradición, que aparece por primera vez en el siglo VI, pidió al papa san Eleuterio (c.189) que le enviara misioneros a su país, donde fundó las diócesis de Londres y de Llandaff; él mismo evangelizó los frisones suizos. Según la leyenda, era hijo de un rey de Gran Bretaña. Convertido junto con su hermana santa Emérita, introdujo el cristianismo en Recia. Elegido obispo, fue lapidado por los paganos y enterrado cerca de Coire, capital del cantón de los Grisones, Suiza. 
Los estudiosos modernos consideran falsa toda la historia, y dicen que hay una confusión con Agbar IX, rey de Edessa en Mesopotamia, conocido con el nombre de Lucio, que efectivamente pidió al papa Eleuterio que enviara misioneros a su país.  

Santos Claudio "Tribuno", Hilaria, Jasón, Mauro y compañeros. M. 283.  
Este grupo de mártires está compuesto por Claudio, un tribuno militar, su mujer Hilaria, sus dos hijos: Jasón y Mauro y 70 soldados, forman parte del grupo más grande que aparece en la leyenda de santos Crisanto y Daría. Claudio fue arrojado al río con una piedra atada al cuello por orden del emperador Numeriano, sus hijos fueron decapitados e Hilaria, fue encarcelada por enterrar a sus hijos y murió en la cárcel. 

San Casiano de Tanger. M. 298. 
Martirologio Romano: En Tánger, de la Mauritania, hoy Marruecos, san Casiano, mártir.
Durante el proceso de san Marcelo (30 de Octubre) en Tánger, durante la persecución de Diocleciano, Casiano, en calidad de "exceptor" (notario) de la Corte, releía las Actas del proceso; indignado por la injusticia perpetrada contra los mártires, tiró la pluma a tierra y se declaró cristiano. Fue detenido y unas semanas después fue decapitado. Sus Actas son auténticas. 

San Birino de Winchester. M. 650.
Martirologio Romano: En Winchester, en Inglaterra, sepultura de san Birino, el cual, enviado a Gran Bretaña por el papa Honorio, tuvo su primera sede en Dorchester y difundió con empeño el anuncio de la salvación entre los sajones occidentales.
Sacerdote misionero romano o lombardo (se dice que fue monje benedictino) que se ofreció para las misiones y fue enviado a Inglaterra por el papa Honorio I. Fue ordenado obispo de Génova por Asterio y a su llegada a Inglaterra en el 634, convirtió a Cynegils, rey de los sajones occidentales o de Wessex a quién bautizó en presencia del rey san Oswaldo, y recibió como sede episcopal Dochester en Oxofordshire. Multiplicó las iglesias en su región y en la Northumbría de san Oswaldo. Es conocido como el apóstol de Wessex. Murió de la picadura de una serpiente. San Beda, que ya lo conocía, dijo de él estas palabras sintéticas:"Santísimo y valiente". Cuando murió, todos pidieron que fuera enterrado en su ciudad querida.

Santa Atalia. (697-741). 
Sobrina de santa Otilia de Alsacia; abadesa benedictina de San Esteban de Estrasburgo. 

San Mirocleto. M. 318. Obispo de Milán. (Ver) 30 de noviembre.
Santa Emma de Bremen (de Lesum). M. c. 1040. Condesa. (Ver) 19 de abril.