16 de diciembre de 2014

OTROS SANTOS DEL DÍA:



Santa Albina. M. 250. 
Natural de Cesarea de Palestina. Joven mártir en Cesarea de Palestina, durante la persecución de Decio, por no querer a abjurar de su fe. Su cuerpo, abandonado en una embarcación, llegó a la región de Campania en Scauri (junto a Formia), fue transportado a Gaeta y aquí fue enterrada junto a san Erasmo. Esta leyenda, se confunde con la de santa Reparada, igualmente originaria de Cesarea. Enterrada en Gaeta de Nápoles. 

Santas Vírgenes y mártires de África. M. 482.  
Martirologio Romano: En África, conmemoración de muchas santas vírgenes, que en la persecución vandálica del rey arriano Hunerico, atormentadas con pesos y planchas ardientes, consumaron felizmente el combate del martirio.
Un gran número de mujeres fueron martirizadas durante el gobierno de Unnerico, rey arriano de los vándalos. 

San Beano. s. V.  
El Purgatorio de S. Patricio
Martirologio Romano: En Hibernia (hoy Irlanda), san Beano, ermitaño.
Los conocimientos que se tienen sobre este santo es vaga, aunque los registros locales indican que fundó un monasterio en una isla de Lough Derg (Donegal, Irlanda) del que fue abad. El historiador Healy afirma que nació en Gales y la tradición sostiene que fue discípulo de san Patricio y que el santo irlandés lo nombró responsable de la isla conocida como Purgatorio de San Patricio en la que fundó un eremo y después un monasterio, que es una de las islas que están en el lago de Lough Derg. En este lugar todavía hoy hay peregrinaciones a este antiguo eremo y se centran en la devoción a san Beano o Dabheog.
Este santo es distinto a san Beano, obispo de Mortlach, cuya festividad se celebra el 26 de octubre; hay que identificarlo con san Dabheog, que tiene diferentes alias entre otros el de Beano. Esta estandarización en la lengua irlandesa se debe a la ambigüedad sobre los orígenes de este santo.

San Macario de Collesano. M. 1005. 
Martirologio Romano: En Lucania, san Macario de Collesano, monje, eximio por su humildad y abstinencia, que presidió con sabiduría varios monasterio en las laderas del Mercurion y el Latiniano
Nació en Collesano (Palermo, Italia). Su padre era san Cristóbal de Collesano y su hermano san Sabas el Joven. El primero en dejar la casa fue el padre y poco después le siguieron sus hijos. Abrazaron la vida religiosa según las directivas y el espíritu de san Nicéforo de Constantinopla.
Después los tres, por algún tiempo, marcharon a San Filippo d’Argira donde construyeron una iglesia dedicada a san Miguel arcángel. Como la dominación árabe controlaba mucho la vida religiosa y por una epidemia, en el 941, se marcharon de Sicilia y establecieron en las laderas del Mercurión, entre Calabria y la Basilicata. Primero en Laino Castello y luego en la fortaleza de San Lorenzo sul Sinni encontraron refugio. Aquí murió Cristóbal y vivió nuestro beato hasta su muerte.

Sebastián Maggi. Beato. (1414 -1494). 
Martirologio Romano: En Génova, de la Liguria, conmemoración del beato Sebastián Maggi, presbítero de la Orden de Predicadores, el cual predicó el Evangelio a los pueblos de la región y veló por la disciplina regular en los conventos.
Selvático Maggi nació en Brescia y, entrando en la Orden dominica a los quince años, recibió el nombre de Sebastián. Fue famoso por el celo con que hacía respetar la observancia religiosa. Era hombre recto, justo y santo. Fue maestro en teología, prior de diversos conventos y dos veces vicario general de la congregación reformada de Lombardía, que rigió con bonadad suavidad y afabilidad. Durante un tiempo confesor de Savonarola. Murió en el convento de Santa Maria di Castello en Génova y allí se venera su cuerpo.