5 de diciembre de 2014

Beato NARCISO PUTZ. (1877-1942).


Martirologio Romano: Cerca de Munich, en Baviera, de Alemania, beato Narciso Putz, presbítero y mártir, que mientras Polonia estaba bajo un régimen extranjero durante la guerra, fue llevado al campo de concentración de Dachau por su tenacidad en la fe y allí murió agotado por crueles tormentos.

Nació en Sieraków. Ingresó en el seminario de Poznan, ordenándose sacerdote en 1902. Primero fue primer vicario de Boruszyn y luego mansonario de Szamotuly. En 1913, fue administrador de la parroquia de Wronki, y en 1915, fue nombrado párroco de Madre; después de la parroquia del Corazón de Jesús de Bydgoszcz, para pasar en 1925, a la de San Adalberto de Poznan. En 1937, fue nombrado canónigo de la catedral.
A los pocos días de declararse la II Guerra Mundial fue arrestado en Poznan, y enviado al campo de concentración de Dachau, luego pasó al de Gusen, y en 1940, volvió al de Dachau. Las durísimas condiciones del campo minaron su salud al extremo que tuvo que ser ingresado en el hospital del campo, en el cual murió a causa de los trabajos y la miseria. 
Narciso sobresalió por su gran caridad, y se le conocía como el párroco de los pobres. Para ellos fundó en su parroquia la Sociedad de San Vicente de Paúl, tanto para hombres como para mujeres. En los campos de concentración en los que estuvo procuró animar y servir a sus compañeros y organizó misas clandestinas para mantener el espíritu religioso de los presos. Fue beatificado el 13 de junio de 1999 por el papa Juan Pablo II.