5 de diciembre de 2014

OTROS SANTOS DEL DÍA:


San Basso de Niza. M. c. 250/57. 
Primer obispo de Niza. Mártir de la persecución de Decio o Valeriano, siendo el presidente del tribunal Perenio; habría sido torturado y atravesado por dos clavos. Patrón de Niza. 

Santa Crispina Thagorense. M. 304. 
Martirologio Romano: En Teveste, de Numidia, pasión de santa Crispina Thagorense, madre de familia, la cual, en tiempo de Diocleciano y Maximiano, al no querer sacrificar a los ídolos fue degollada por mandato del procónsul Anolino.
Nació en Tagora. Era madre de familia y bastante anciana. Decapitada en Tebessa o Tebeste, Numidia, Argelia, por mandato del procónsul Anolino durante la persecución de Diocleciano y Maximiano. Su martirio está documentado por las “Actas de los Mártires”, que no han sido retocadas, y el propio san Agustín dice: "Los perseguidores se volcaron contra Crispina, contra esta mujer rica y delicada: pero ella era fuerte porque el Señor era su protección... Esta mujer, hermanos ¿hay alguno en África que no la conozca? Fue muy conocida, de familia noble y riquísima. Pero su alma no ha cedido: ha estado el cuerpo ha ser golpeado". Habían ya martirizado a sus compañeros y le preguntaron: "¿Quieres vivir mucho o morir  entre el tormento como tus otros compañeros? - Si quisiera morir -dijo la mujer- no tendría más que dar mi consentimiento a los demonios, dejando que mi alma se pierda en el fuego eterno". 

San Dalmacio de Pavía. M. 304. 
De familia romana senatorial, difundió el evangelio por la ciudad de Alba. Fue nombrado obispo de Pavía, y en sus ansias evangelizadoras llegó, después de una gran odisea, a tierras francesas. Regresó a su diócesis donde sus fatigas terminaron en la persecución de Maximiano Hercúleo con un heroico martirio. Su episcopado fue muy breve.

San Lucido de Acquara. (c.960 - c.983). 
Martirologio Romano: En el cenobio de San Pedro de Aquara, en la Lucania, san Lúcido, monje.
Nació en Acquara. Cuando tenía 15 años sus padres, Albino della Croce y Sabina Nicodemo, lo confiaron a los monjes benedictinos del monasterio de San Pedro cerca de Acquara. Se formó en aquella escuela y cuando estuvo listo para el apostolado, pasó a Montecasino. Desde allí, durante varios intervalos de tiempo, regresaba al monasterio de San Pedro y a Salerno, donde, por su sabiduría, fue nombrado consejero del príncipe Guaimaro. Lucidio encontró tiempo, en su infatigable vida, para visitar el monasterio de la Santisima Trinidad de Cava dei Tirreni, y Tierra Santa. 
Al regreso de su peregrinación fundó, cerca de Montecasino, el monasterio de Santa Maria dell’Albaneta, donde fue prior; también construyó, en las cercanías de Acquara, una capilla llamada María Santísima del Piano donde murió como recluso en una celda cercana. 

San Geraldo de Braga. M. 1109. 
Martirologio Romano: En Braga, en Portugal, conmemoración de san Geraldo (o San Guerao de Braga), obispo, insigne por la restauración del culto divino y de las iglesias, y por la promoción de la disciplina eclesiástica. Murió haciendo la visita pastoral en un lugar lejano llamado Bornos.
Nació en Cahors (Gascuña), y se hizo benedictino en Moissac; acompañó a España al arzobispo Bernardo de Toledo y fue elegido obispo de Braga (Portugal) (1100). Fue insigne por la restauración del culto divino y de las iglesias, y por la promoción de la disciplina eclesiástica. Se dice que dio comienzo su labor con los muchos nobles que se dedicaban al pillaje, y que los convirtió a todos. Murió haciendo la visita pastoral en un lugar lejano llamado Bornos (Cádiz).