1 de diciembre de 2014

Beato JUAN BECHE. M. 1539.


Martirologio Romano: En Colchester, en Inglaterra, beato Juan Beche, presbítero de la Orden de San Benito y mártir, el cual, siendo abad del monasterio de San Juan, por mantener la fidelidad al Romano Pontífice fue acusado de crimen de traición y condenado a la pena capital por el rey Enrique VIII, acabando en el patíbulo.

En el 1534 el clero inglés fue llamado a prestar juramento de supremacía que reconocía al soberano inglés como jefe de la Iglesia en el territorio del reino. A excepción de santos Tomás Moro y Juan Fisher, de los monje cartujos y de los franciscanos observantes, pocos se opusieron a esta traición al Papado. Los abades de Glastonbury, Reading e Colchester prestaron todos juramento, junto a sus monjes, esperando así proteger sus antiguos monasterios de la tiranía del rey, pero los tres llegaron a un punto de no retorno cuando se intensificó la supresión de las antiguas órdenes monásticas.
 No obstante el abad de Colchester fue beatificado con el nombre de Juan Beche, su verdadero apellido era Marshall y su nombre religioso Tomás. No nos ha llegado ninguna noticia a cerca de sus orígenes. Se licenció en Oxford en 1515 y durante algunos años fue abad benedictino de St. Werburgh en Chester. En 1533, fue elegido abad de St. John en Colchester. Juan Beche fue sin duda un hombre erudito, amigo de los santos mártires Tomás Moro y Juan Fisher. Interesado por las nuevas doctrinas protestantes, junto a su congregación benedictina aceptó el juramento previsto del Acta de Supremacía. Pero protestó contra la ejecución de los dos susodichos santos y esto se lo contaron al rey. En 1538 algunos inspectores fueron enviados para cerrar la abadía de Colchester, pero el abad les dijo: “el rey no tendrá jamás mi monasterio contra mi voluntad y mi corazón, porque sé que no puede cogerlo por derecho en base a la ley. Por esto en conciencia no puedo aceptar, ni lo haré con el corazón y la voluntad”.
  Durante los primeros cuatro días del mes de noviembre de 1539, los inspectores se quedaron en Brentwood, en Essex, para interrogar a testigos contra Beche. Provado que él se había declarado contrario a la supresión de los monasterios, al matrimonio del rey con Ana Bolena y a la potestad sobre la Iglesia inglesa, el abad fue interrogado en base a tales acusaciones, él intentó refutar tales tesis temiendo la dureza de la cárcel. Il documento que testifica estos sucesos, autógrafo del mismo Juan Beche, fue encontrado después de su beatificación. De todos modos, parece que se refiere a sus últimas declaraciones durante el proceso. No hay documentación del proceso celebrado en Colchester, pero uno de los jueces refirió a Cromwell que el prisionero “en sustancia se reconocía culpable, en base a las acusaciones”, y por esto fue ejecutado.
Junto con otras víctimas de la misma persecución, Juan Beche fue beatificado por León XIII en 1895, por un proceso sumario de confirmación del culto.