7 de noviembre de 2014

San CUNGARO. (c.470 - 520).


Martirologio Romano: En el lugar después llamado Congresbury, en Inglaterra, san Cungaro, abad, bretón de origen, con cuyo nombre se honran muchas poblaciones e iglesias.

Se cree que era nieto de san Geraint II, rey de Dumnonia (Suroeste de Inglaterra). Probablemente procedía de Llanwngar, cerca de St. David's en Gales. Por una revelación de un ángel se estableció en Congresbury en Somerset, donde vivió en soledad y ascesis, imitando a san Pablo de Tebas y a san Antonio abad. 
Con el tiempo se le unieron muchos discípulos y fundó, en el 530, para ellos un monasterio del que fue su abad. Fue famoso por sus dones taumatúrgicos. El monasterio se convirtió en un centro floreciente. Sin embargo nuestro santo anhelaba la soledad y regresó a su Gales natal, donde siguiendo las instrucciones de un ángel y con la ayuda de un rey local se estableció en una montaña en Glamorgan. 
En los últimos años de su vida, se le unió su sobrino san Cybi. Juntos se fueron al sur de Gales y se dirigieron al monasterio de san Endeo en la isla de Aran, en la costa de Irlanda. Después se trasladaron a la península de Lleyn en el norte de Gales, y luego a la isla de Anglesey, en la ermita de san Cybi en Caer Gybi. Se dice que peregrinó a Jerusalén donde murió. La tradición bretona dice que murió en el camino de regreso en Gran Bretaña en Morbihan. Su cuerpo reposa en Congresbury. Muchos pueblos e iglesias llevan su nombre.