9 de noviembre de 2014

NUESTRA SEÑORA DE LA ALMUDENA.



La Virgen de la Almudena, o Nuestra Señora de la Almudena, es una advocación mariana de la Virgen María. Es la patrona de la ciudad de Madrid, y su diócesis, siendo venerada en la Catedral de Santa María de la Almudena. Su festividad se celebra el 9 de noviembre.


HISTORIA:

Dice una antiquísima leyenda o  tradición que “cuando el Apóstol Santiago vino de Jerusalén a predicar a España, trajo a esta coronada Villa de Madrid, la milagrosisima Imagen que hoy llaman de la Almudena y la colocó  en esta Iglesia  en compañía de uno de los doce discípulos  llamado san Calocero, que fue el primero que predico en ella el año del Señor de 38....”. (Según consta en una inscripción de 1640).
Al conquistar los musulmanes Madrid, hacia los años 714, la Imagen de Nuestra Señora fue escondida por los cristianos en un hueco practicado en las murallas de la Villa, para evitar profanaciones y cumpliendo así el decreto del Arzobispo de Toledo, D. Raimundo. En prueba de devoción, ocultaron, junto con la Virgen, dos velas encendidas, tapiando después el hueco con una gruesa pared de cal y canto.
Alfonso VI conoce la existencia de una Imagen de la Santísima Virgen, escondida por los cristianos siglos atrás, el Monarca hizo -al parecer- voto de buscarla incansablemente para restituirla al culto de los fieles, si Dios le concedía la victoria sobre los Sarracenos, y lograba tomar la Ciudad. Pero, una vez liberada ésta y no obstante sus pesquisas, no lograba localizar el sitio donde la Imagen estaba oculta. Por ello, y en su deseo de que la Virgen Santa María fuese venerada hasta tanto se lograse hallarla, mandó pintar una Imagen, inspirándose en los rasgos que la tradición atribuía a aquélla y, no se sabe si por el deseo del artista o por gusto del propio Rey casado en aquel momento con Doña Constanza, hija de Enrique I de Francia-, pintaron en su mano una flor de lis.
La Imagen fue pintada sobre los muros de la antigua Mezquita musulmana. Tras las ceremonias de purificación y dedicación del Templo, quedó expuesta al culto en el cuadro hoy conocido por Nuestra Señora de la Flor de Lis.
Una vez conquistado Toledo, en mayo de 1085, Alfonso VI volvió a insistir en la búsqueda de la Imagen oculta por los cristianos, celebrándose un piadoso novenario o rogativa por el éxito de las pesquisas que finalizó con una devota procesión presidida por e Monarca y los Prelados; y al pasar la comitiva frente a la alhóndiga o Almudith, establecida por los moros; se desplomaron unas piedras, dejando al descubierto la Imagen llamada desde entonces de la Almudena- que, es tradición, conservaba encendidas dos candelas, con que fue escondida al ser ocultada 369 años antes. Era el día 9 de noviembre de 1085.
Otra tradición cuenta que al héroe castellano Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid, se le habría aparecido la Virgen, pidiéndole que tomase la fortaleza de Mayrit. Al acercarse El Cid y sus acompañantes a la villa, se habría desprendido el fragmento de muralla donde se hallaba la figura, y así habrían podido entrar y tomar la ciudad.
A partir de este día 9 de noviembre del año 1085, es considerada por el pueblo como Patrona de Madrid. Lo cierto es que la IMAGEN tiene que ser anterior al año 712 en que Madrid fue conquistado por el Islam y la Imagen escondida.

RECONOCIMIENTOS:

Entre los datos históricos según documentos podemos decir:
 • Año 1265 Alfonso X, concede a la Iglesia de Santa María la Mayor, recordando a su Imagen de la Almudena, un privilegio fechado en Sevilla el 14 de marzo. Este privilegio lo confirmaron y ratificaron, así como concedieron otros, los Reyes: Sancho IV, Alfonso XI, Pedro I, Enrique II, Enrique III, y Juan II.
 • Carlos V quiso construir un suntuoso Templo a la Virgen de la Almudena y poner en el Sede Episcopal, mediante Bula que obtuvo del Papa León X, el 23 de julio de 1518. Esto también lo intentaron Felipe II y Felipe III, que consiguieron la Bula del Papa Clemente VIII, pero siempre se encontraron con la oposición del Cardenal Primado de Toledo. 
 • Año 1646 queda confirmado el PATRONAZGO en el voto de Villa, cuando el 8 de septiembre de 1646 el Concejo proclamó solemnemente a la Virgen de la Almudena “PROTECTORA E INTERCESORA PARA SIEMPRE JAMAS". 
 • Año 1852 la Reina Isabel II, da disposiciones para la erección en Madrid de una Catedral y Silla Episcopal sufraganea de la Primada de Toledo.
 • Año 1883 se pone la primera piedra del Templo dedicado a la Almudena y en 1885 el Papa León XIII crea la Diócesis de Madrid-Alcala, y dice en la Bula “declaramos también que, cuando con el favor de Dios, llegue a termino la edificación del templo de Santa María de la Almudena, se constituirá en el perpetuamente la Silla Episcopal como en Iglesia Catedral de la Diócesis. 
 • Año 1945. El Ayuntamiento de Madrid concede la Primera Medalla de oro de la ciudad a la Virgen de la Almudena, por los favores recibidos durante siglos como SU PATRONA.
 • 1948 La Santa Sede autoriza la Coronación Canónica de la Virgen de la Almudena. 
 El Papa Pío X la declaro por soberano decreto de agosto 1908 Patrona de Madrid, señalando su fiesta el día 9 de noviembre: “Aclamada por la Iglesia es Nuestra Señora de la Almudena, patrona de Madrid con oficio propio”. 
El Papa Pablo VI el 1 de junio de 1977 por un Breve Pontificio: “Declaramos a perpetuidad la bieneventurada Virgen Inmaculada, bajo él titulo de la Almudena, principal patrona ante Dios de la archidiocesis de Madrid-Alcalá”. 
Pero seria engañoso quedarnos en fechas tan próximas, ya que desde fechas inmemoriales, tanto las autoridades civiles como eclesiásticas, veneraron como Patrona a la Virgen de la Almudena en su Templo de Santa María la Mayor, “olim Majoris nuncupatae, nunc de Almudena”. 

IMAGEN:

De la antigua Imagen no se puede decir nada en concreto, parece ser ardió  en un incendio en la Iglesia de Santa María durante el reinado de Felipe II. La imagen que se conserva actualmente en la catedral de Madrid es de estilo Gótico tardío, realizada posiblemente entre los siglos XV y XVI. Representa a María como reina con túnica rojiza y rico manto recamado, con vuelta en color azul, que cubre sus hombros y cae en pliegues tubulares por delante. Sostiene al Niño, desnudo, con ambas manos. 
En lo que no están tan de acuerdo los autores es en el origen del nombre. Para unos viene de “almud”, por una piedra de esta forma que allí existía. Para otros, de “almudín” o “almudén”, que es lo mismo que “alholí” o alhóndiga, edificio que allí cerca estaba. También podría ser su origen la almudaina o ciudadela en donde se veneró y era el antiguo recinto militar amurallado que ocupaba la antigua colina donde hoy se asientan la Catedral y el Palacio Real de Madrid.
También hoy, a cualquier hora del día y de la noche, se venera cariñosamente por los madrileños la imagen en piedra de Nuestra Señora de la Almudena situada en los muros del complejo catedralicio.