9 de noviembre de 2014

Beata CARMEN DEL NIÑO JESÚS GONZÁLEZ RAMOS. (1834-1899).


Martirologio Romano: En Antequera, España, beata Carmen del Niño Jesús (María del Carmen) González Ramos, viuda, fundadora de la congregación franciscana de las Hermanas del Sagrado Corazón.

Nació en Antequera (Málaga, España), en el seno de una familia de elevada posición social. Fue una niña y joven encantadora, que se distinguió por hacer felices cuantos la rodeaban; supo poner paz y hacer el bien ante las necesidades ajenas. Llegó a la juventud con una personalidad tan definida, que suscitaba la admiración de todos los que la conocían. Así entró por los caminos difíciles que la Providencia le fue marcando. Con profundo deseo de seguir la voluntad de Dios en su vida, la buscó en la oración, la reflexión y la dirección espiritual.
A los 22 años, después de una dura reflexión, se casó con Joaquín Muñoz del Caño. El matrimonio fue difícil, por las rarezas, celos e interperancias de su marido. Carmen jamás dijo nada en contra de su esposo y todos alabaron su virtud. Se inscribió en las Conferencias de San Vicente de Paúl y en la Tercera Orden Franciscana: prestando su apoyo a los necesitados. 20 años duró su matrimonio, hasta que el marido murió convertido gracias a sus oraciones. No tuvo hijos.
Con la ayuda de su director espiritual el capuchino fray Bernabé de Astorga, en 1884 fundó el instituto religioso de las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones. La Congregación, dentro de la familia franciscana, tiene unas notas peculiares y una espiriualidad propia, basada en el misterio del amor del Corazón de Cristo y en la fidelidad al Corazón de María; dedicadas a la educación de niñas y al cuidado de los enfermos.
La madre Carmen tuvo que sufrir dificultades, humillaciones e incomprensiones, tanto más dolorosos cuanto de procedencia más cercana. “La vida del Calvario es la más segura y provechosa para el alma” decía. Murió en el convento de Nuestra Señora de la Victoria, en Antequera. Fue beatificada el 6 de mayo de 2007 por el papa Benedicto XVI.