28 de octubre de 2014

San JUAN DAT. (1765-1798).


Martirologio Romano: En la región de Cho-Ra, en Tonquín, san Juan Dat, presbítero y mártir, degollado por su fe en Cristo.

Nació en Dong-Chuoi, Tonkin. Se crió en la casa de la misión católica de su pueblo, más tarde fue al colegio católico de la provincia donde se cualificó como catequista, estudiando para sacerdote. Sacerdote vietnamita en el 1798; le fue encomendada la misión de Than-Phu.
Sólo pudo ejercer su ministerio durante cuatro meses, porque era buscado por la policía, y aunque los fieles cristianos lo quisieron ocultar en las montañas, él se negó pues prefería quedarse en el pueblo, en medio de sus fieles. Fue arrestado después de que se entregase, porque los soldados maltrataron a una familia para que revelaran dónde se encontraba y para evitar que les hicieran más daño se entregó. Encadenado fue llevado junto con cuatro catequistas y dos niños de su escuela a Dinh-Dang. 
Pocos días después, con las cadenas y la canga al cuello, comparecieron ante el tribunal que les conminó a pisar la cruz. La custodia de los presos estaba en mayos de un capitán cristiano clandestino que dejaba libre a Juan durante el día y por la noche lo regresaba a prisión, donde animaba a los demás a perseverar. Un sacerdote nativo pudo visitarlos y darles la absolución. De nuevo ante el tribunal fue condenado a muerte y, sus compañeros fueron liberados. Fue conducido a las inmediaciones del poblado de Trinh-Ha. El mandarín permitió que los cristianos asistieran a la ejecución y lo saludasen por última vez. Ellos le llevaron una estera para que se colocara encima. Así lo hizo. Se sentó en ella, cruzó los brazos sobre el pecho y estando en oración lo decapitaron. Fue canonizado el 19 de junio de 1988 por el papa Juan Pablo II.