15 de agosto de 2015

San ALFREDO DE HILDESHEIM. (800 - 874).


Martirologio Romano: En Hildesheim, de Sajonia, en Alemania, san Alfredo, obispo, que construyó la iglesia catedralicia y favoreció la construcción de monasterios.

Nació en Colonia, en el seno de una rica e ilustre familia. Muy joven sintió la llamada a la vida religiosa y libremente ingresó como benedictino. Se formó para ser sacerdote en la abadía de Fulda; cuando fue ordenado ejerció su ministerio en Corvey, junto a Minden en Westfalia, edificando a todos con su predicación y santidad de vida; atacó duramente los vicios de la sociedad de su tiempo. Director de la escuela de la abadía benedictina de Corbey en Sajonia. 
Fue el cuarto obispo de Hildesheim, en Hannover, Sajonia, siendo consagrado hacial el año 845, se ganó gran fama por pacificar las distintas facciones carolingias enfrentadas en aquellos momentos por controlar el imperio. Fundó la abadía de Essen, origen de la ciudad actual de Essen, con su propio peculio y en un campo de su propiedad, y una bella basílica con un convento anexo de benedictinas.
Fue amigo de Luis el Germánico. Gran constructor, como todos los benedictinos, fundó abadías y monasterios. Se le atribuye el inicio de la construcción de la catedral dedicada a la virgen María en Hildeseheim. Junto a la catedral construyó un convento de sacerdotes dedicados al servicio religioso de la catedral y vivían en común según la regla de san Benito. A su actividad de constructor fue un gran forjador de almas sacerdotales apostólicas y director espiritual de su pueblo. Fue sepultado en la iglesia de la abadía de Essen.