9 de agosto de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:



Santos Secundiano, Marceliano y Veriano. M. 250. 
Mártires toscanos durante la persecución de Decio en los alrededores de Civitavecchia. Parece que Secundiano fue un importante funcionario imperial, mientras los otros dos son llamados "escolásticos"; pero nada se puede afirmar con certeza de este grupo. 

San Román de Roma. M. 258. 
Martirologio Romano: En Roma, en el cementerio de san Lorenzo, en la vía Tiburtina, san Román, mártir.
Según el "Liber Pontificalis", san Román era «ostiario», esto es: una de las cuatro órdenes menores, correspondiente a portero, de la Iglesia de Roma, que sufrió el martirio en la misma época que san Lorenzo. Esta es la información posiblemente cierta y fiable que tenemos sobre él.
Las «Actas» de su martirio, que carecen totalmente de valor histórico, le transformaron en uno de los soldados encargados de vigilar a san Lorenzo. Al ver el gozo y la constancia de ese mártir, Román se convirtió al cristianismo y fue instruido y bautizado en prisión por el propio Lorenzo. Como confesase la fe cristiana, fue juzgado, condenado y decapitado la víspera de la ejecución de san Lorenzo y alcanzó así la corona antes que su maestro. Fue decapitado fuera de la Puerta Salaria.
Durante la noche el sacerdote Justino recogió su cuerpo y lo sepultó en una cripta en la zona del cementerio de Verano. Sus reliquias reposan en la basílica de San Lorenzo en Verano, pero algunas fueron trasladadas a Lucca y otras fueron enviadas a Ferrara. Patrón del principado de Mónaco.

Santos Firmo y Rústico. M. c. 290. 
Eran ciudadanos importantes de Bérgamo, miembros de la misma familia, que fueron capturados en Milán, durante la persecución de Diocleciano; fueron martirizados en Verona bajo el gobierno de Maximiano, por el prefecto Anulino en tiempos del obispo Prócolo. Otros autores dicen que era de origen africano y que sus reliquias se trasladaron a Verona, de ahí que nació la leyenda que fueron martirizados en Verona en el 305. Su pasión no es auténtica. Patronos secundarios de Verona. 
catedral de St. Felim. Kilmore

San Fedlimino. s. VI. 
Martirologio Romano: En Kilmore, también en Hibernia (hoy Irlanda), san Fedlimino, obispo.
Obispo. Se dice que fue discípulo de san Columba; entorno al lugar donde se encontraba su celda surgió la ciudad de Kilmore. Patrón de Kilmore, Irlanda.  

San Nateo de Achonry. M. c. 610. 
Martirologio Romano: En el monasterio de Achonry, en Hibernia (hoy Irlanda), san Nateo, obispo y abad.
Se le conoce como “Cruimthir” (el sacerdote). Nació en Luighne, Sligo, Irlanda y fue discípulo de san Finiano de Clonard, que lo nombró obispo. Fundó y gobernó como abad mitrado un monasterio en Achonry, Irlanda, este hecho está cuestionado por algunos estudiosos en vista de su apellido. 

San Julián y compañeros. M. c. 730. 
Martirologio Romano: En Constantinopla, conmemoración de los santos mártires que fueron muertos por defender la antigua imagen del Salvador colocada en la Puerta de Bronce, que iba a ser derribada por orden del emperador León Isáurico.
Mártir junto con Marciano, María. Es un grupo de unos 30 ciudadanos de Constantinopla (entre ellos una patricia de nombre María) que se opusieron con fuerza a las tentativas de los iconoclastas de destruir un icono de Nuestro Señor, colocado en la puerta de bronce de la ciudad; fueron decapitados y torturados por orden de León el Isaurico. 

Ricardo Bere. Beato. M. 1537. 
Martirologio Romano: En Londres, en Inglaterra, beato Ricardo Bere, presbítero y mártir, que, por orden del rey Enrique VIII, a causa de su fidelidad al Romano Pontífice y por la defensa del matrimonio cristiano, en unión con sus hermanos de la Cartuja de aquella ciudad, murió extenuado por la suciedad de la prisión y el hambre, sufridas durante largo tiempo.
Nació en Glastonbury, estudió en Oxford y se hizo cartujo en Londres. Después de que el prior san Juan Houghton fuera martirizado con otros dos priores en mayo, tomó la dirección un nuevo prior que, ayudado de otros monjes, quería que todos los miembros de la comunidad acatasen la voluntad del rey Enrique VIII. 
El 18 de mayo de 1537 toda la comunidad prestó el juramento pedido, pero diez religiosos se negaron, entre ellos el padre Ricardo Bere, sacerdote. Pocos días después fue llevado con sus compañeros a la cárcel y encadenado con una argolla en el cuello, y se les dejó morir de hambre. Durante un mes se les pudo llevar algunos alimentos pero luego se cortó toda fuente de suministros, y así fueron muriendo uno a uno. El padre Ricardo Bere falleció el 9 de agosto de aquel año. El papa León XIII lo beatificó, junto con otros mártires, el 9 de diciembre de 1886.

Germán de Carcagente (Jorge María Garrigues Hernández). Beato. (1895-1936). 
Martirologio Romano: En el pueblo de Carcagente, en la región de Valencia, también en España, beato Germán (José María) Garrigues Hernández, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos y mártir, que, en el furor de la persecución contra la fe, superó la tortura de su cuerpo con una muerte preciosa.
Nació en Carcagente. Profesó en la Orden Capuchina el 15 de agosto de 1912 y fue ordenado sacerdote el 9 de febrero de 1919. Se dedicó a la enseñanza de la juventud y al apostolado entre los pobres. Fue formador y profesor en el Colegio de San Buenaventura de Totana (Murcia) y en el Seminario Seráfico de Massamagrell. Cuando se cerraron los conventos, se vio obligado a refugiarse, junto con un hermano suyo, en la casa paterna en Carcagente. El 9 de agosto de 1936 fue arrestado, y luego hecho objeto de burlas y malos tratos. 
En la noche del día 10 lo trasladaron en coche hasta cerca del puente de hierro del ferrocarril sobre el río Júcar; lo hicieron bajar del vehículo y entonces el P. Germán se arrodilló, besó las manos de sus asesinos y los perdonó. A continuación lo fusilaron y su cadáver fue arrojado al río, pero, recuperado más tarde, fue enterrado en el cementerio de Carcagente. Palabras suyas fueron: “Os perdono, porque sé que vais a matarme”. “Yo no he hecho mal a nadie. Que sea lo que Dios quiera”.