18 de agosto de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:




Santos Floro, Lauro, Próculo y Máximo. M. 150. 
Según una tradición griega, puesta en duda por algunos estudiosos, Floro y Lauro eran hermanos gemelos, que trabajaban como canteros, y Próculo y Máximo eran sus dependientes: construyeron a los cristianos un templo para que celebraran sus cultos y por ello fueron martirizados arrojados a un pozo. Parece que fue en Iliria. 


Santos Mártires de la Masa Cándida. M. c. 260.
ruinas de Útica
Martirologio Romano: En Útica en África, en la actual Túnez, santos mártires de la Masa Cándida, que, más numerosos que los peces depositados en las redes de los Apóstoles, fieles a su obispo Cuadrado, fueron gloriosamente al encuentro de la muerte, profesando todos juntos a Cristo Hijo de Dios
Este nombre indica un grupo de mártires de Útica, durante el gobierno de Galieno y Valeriano, y que fueron fieles a su obispo san Cuadrado. El Martirologio Romano anterior a 1970 afirmaba que eran 300; pero los autores modernos lo han limitado a 153, que es el número que dio san Agustín en un sermón. Se afirmaba que se les dio el nombre de "masa cándida" porque fueron arrojados en una fosa llena de cal y sus restos quedaron unidos formando una masa blanca; pero parece que el nombre se refiere a una localidad cercana a Útica.

San Agapito de Palestrina. M. 274.
Martirologio Romano: En Palestrina, en el Lacio, san Agapito, mártir.
Nació en Roma, en el seno de una familia patricia. Según una sospechosa tradición, no tenía más de 15 años, cuando enterado el prefecto de Roma, Antíoco de su conversión, le arrestó junto a varios compañeros y lo llevó ante el emperador para que renegase de su religión; confesó valerosamente su fe en Cristo y fue martirizado en Preneste (Palestrina), cerca de Roma, durante la persecución del emperador Aureliano (otras fuentes dicen que fue el emperador Diocleciano). Le preguntó el juez: ¿Donde está Dios? y él poniendo una mano en el pecho y otra en el cielo dijo: " Dios está aquí, y está allá". Antes de matarle los verdugos le infligieron durísimas torturas, de las que salió indemne hasta que fue decapitado. Su culto se ha limitado desde 1969 a los calendarios locales. 

San León. s. III. 
Martirologio Romano: En Mira en Licia, en la actual Turquía, san León, mártir
Mártir junto con Juliana. León fue ejecutado en Licia y Juliana en Strobilo. 

San Fermín de Metz. M. 496.  
Martirologio Romano: En Metz, en la Galia Bélgica, san Fermín, obispo.
De origen griega o latina, fue obispo de Metz, Francia, durante ocho años. 

San Eonio de Arles. M. 502. 
Martirologio Romano: En Arlés, en la Provenza, san Eonio, obispo, que defendió su iglesia del error de Pelagio y recomendó a su pueblo como sucesor suyo a san Cesáreo, a quien él mismo había ordenado de presbítero.
Arzobispo de Arles. Su conflicto con san Avito, obispo de Vienne en el Delfinado, obtuvo el apoyo papal. Defendió su Iglesia de los errores de Pelagio y nombró como su sucesor a san Cesáreo, a quien había ordenado sacerdote. 


San Juan de Rila. (876-946). (Iglesia ortodoxa).
Nació en un poblado en el suroeste de Bulgaria. Después de la muerte de sus padres repartió sus bienes entre los pobres y se retiró a los monasterios de la comarca. Como monje estudió las sagradas escrituras después de lo cual abandonó el convento para vivir como ermitaño en el monte. Pastores y cazadores fueron contando a la gente la vida santa del monje y muchos fueron los que acudían pidiendo bendición y curación. Juan les sugirióa sus adeptos que construyeran un monasterio del que fue abad durante 10 años. Murió a los 70 años de edad Sus reliquias se siguen guardando desde el siglo X en el Monasterio de Rila. San Juan de Rila es venerado por todo el mundo ortodoxo. Es el patrón de Bulgaria.

San Franco. s. XI. 
Monje, quizás italo-greco que llegó al Abruzzo, al final del siglo X y el inicio del XI, desde los confines de Calabria, para huir de las incursiones sarracenas, junto con 6 cohermanos y con Hilarión, su archimandrita. Muerto éste, los siete establecidos primero en el valle del Aventino, entre Casoli y Civitella Messer Raimondo, en un lugar conocido como Prata, el precio fue pagado al conde de Chieti, como no fueron capaces de elegir un nuevo abad, se separaron, retirándose cada uno a una localidad distinta entre las cavernas de los Apeninos de Chieti y de Marsica. Franco se retiró a Francavilla a Mare en Chieti donde es venerado. Todo esto es una leyenda de naturaleza folclórica.

Leonardo de Cava. Beato. 1255.  
Abadía de Cava
Martirologio Romano: En el monasterio de Cava, en la Campania, beato Leonardo, abad, hombre sumamente pacífico.
XI abad mitrado del monasterio de La Trinità de La Cava en 1232 hasta su muerte. Fue el sucesor del abad san Bálsamo. Fue un hombre dulce y pacífico, sabio y hábil administrador; durante la lucha entre el Papa y el emperador Federico II, Leonardo supo mantenerse al margen con inteligencia, sin enemistarse con ninguno de ellos, salvando así la abadía. Fue llamado por el Emperador en el 1245, junto con otros eclesiásticos, para que defendieran su causa en el Concilio de Lyon; el mismo Emperador y los papas Inocencio IV y Alejandro IV, multiplicaron las concesiones y privilegios de la abadía, que asumió un rol y una importancia notable durante todo el Medievo. 
Los monjes observaron con fervor la Regla y generosamente socorrían a la población golpeada por la guerra. En el 1249, la ciudad de Benevento, destruida por los alemanes, confió a la abadía la custodia de las reliquias de san Bartolomé y el tesoro diocesano; cuando las reliquias fueron restituidas, una porción de la cabeza de san Bartolomé fue cedida a la abadía. Sus reliquias se conservan en un altar lateral de la iglesia abacial.

Jaime Falgarona Vilanova y Atanasio Vidaurreta Labra. Beatos. M. 1936.  
Martirologio Romano: En Barbastro, Huesca en Aragón, España, beatos Jaime Falgarona Vilanova y Atanasio Vidaurreta Labra, religiosos de la Congregación de los Misioneros Hijos del Corazón Inmaculado de María y mártires en la misma persecución
Jaime nació en Argelager (Gerona). Sobresalió por su formalidad y recogimiento. Profesó como claretiano en 1930, en Vich. Era Estudiante cuando, en 1936, recaló en Barbastro. Era abnegado y servicial, bondadoso y pacífico. Siempre fue director de coro. 
El día del encarcelamiento de la comunidad, como estaba enfermo, fue llevado al Hospital de Barbastro. De allí salió el 15 de agosto, para ocupar una celda en la cárcel municipal. Fue fusilado, sin juicio, con Atanasio Vidaurreta en el km 3 de la carretera de Barbastro a Berbegal.

Atanasio nació en Adiós (Navarra), en el seno de una familia de pastores. Era Estudiante claretiano. Durante el registro de la casa de Barbastro, sufrió un desmayo, y en lugar de la cárcel, lo condujeron al Hospital con Jaime Falgarona, y con el anciano Hno. Joaquín  Muñoz, fue trasladado a la cárcel municipal el 15 de agosto.