27 de julio de 2015

San PANTALEÓN DE NICOMEDIA. M. c. 305.


Martirologio Romano: En Nicomedia, de Bitinia, san Pantaleón o Pantalaimón, mártir, venerado en Oriente como médico que ejercía su arte sin retribución alguna.

Según la leyenda nació en Nicomedia de Bitinia (actual Izmit). Era hijo del pagano Eustorquio y de la cristiana Eucuba o Eúbula. Cuando murió su madre fue destinado a los estudios de Retórica, Filosofía y Medicina (con el gran médico Eufrosino), profesión que ejerció en su ciudad natal, y fue tanta su capacidad como médico que obtuvo la admiración del emperador Maximiano.
Durante la persecución de los cristianos trabó amistad con el sacerdote san Hermolao, que lo convirtió y bautizó, cuando vio que podía curar el cuerpo y el alma sólo invocando el nombre de Cristo. Distribuyó su patrimonio entre los pobres y se convirtió en médico de todos. Fue denunciado por su colegas porque ejercía su profesión gratis, fue decapitado. Sobre su vida se entretejió una leyenda que le hizo muy popular. Murió bajo la persecución de Maximiano despedazado con garfios, junto con santos Hermolao, Hermipo y Hermócrates. 
Su sangre también, como la de san Jenaro se licúa y una de las ampollas que la contiene se encuentra en el Real Monasterio de la Encarnación de Madrid; aunque la sangre de Pantaleón estaría mezclada con leche, a raíz de un milagro que efectuó durante su martirio que no tiene ninguna versosimilitud histórica. Desde 1969 su culto se ha limitado a los calendarios locales. Patrón de Oporto.