1 de julio de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:


Aarón. M. 1471 a. C. (Antiguo Testamento).
(Aharón).
Alto monte. Montañés.
Martirologio Romano: Conmemoración de san Aarón, de la tribu de Leví, su hermano Moisés le ungió con el sagrado óleo como sacerdote del Antiguo Testamento y fue sepultado en el monte Hor.
Hermano de Moisés, con quien compartió la dirección del pueblo de Israel en su peregrinar por el desierto del Sinaí. Fue el primer Sumo Sacerdote de los hebreos
Como se explicaba con más facilidad que su hermano, que tartamudeaba, fue el encargado de dirigir la palabra a Faraón para pedirle que dejase salir al pueblo de Dios de la tierra de Egipto. Hizo las veces de caudillo de su pueblo cuando Moisés subió al monte a orar y a recibir las tablas de la Ley; pero tuvo la fragilidad de dejar al pueblo apostatar y adorar un becerro de oro. Sostuvo los brazos de su hermano, cuando Moisés oraba para que el pueblo no pereciese bajo la espada de los amalecitas. Murió en el monte Hor, a la vista de la tierra de promisión; pero no entró, en castigo de su desconfianza, en Cades, cuando Moisés hirió la roca con su vara para hacer brotar agua en abundancia. Su hijo Eleázaro le sucedió en el sacerdocio. Todo lo referente a él se encuentra en el "Éxodo".

Ester. s. V. a. C. (Antiguo Testamento).
(Esther, Erina, Estella). 
Estrella.
Esta imaginaria mujer judía, que se encuentra en el libro de Ester del Antiguo Testamento, llegó providencialmente a reina en la corte persa de Susa, de Artajerjes I o Asuero, justamente cundo estaba a punto de ponerse en práctica un edicto de extinción de los judíos exiliados. 
Mardoqueo, rico judío y tutor de Ester, descubrió un complot contra el rey, y se lo comunicó, adquiriendo gran prestigio ante el rey. Todo ello causó la envidia de Amán, primer ministro, que en venganza convenció al rey para que se exterminara a los judíos. Ester se puso en manos de la Providencia y habló con el rey. Tanto agradó al rey Asuero que le concedió el perdón de millares de judíos, amenazados de exterminio. Al mismo tiempo Amán fue castigado. 
Ester es símbolo de la convivencia de los pueblos, y de María como intercesora ante Dios, para nuestra salvación. El libro termina con la institución de la fiesta judía de los “Purim” por la salvación alcanzada. El calendario de la Iglesia ha suprimido toda memoria del Antiguo Testamento. La historicidad de Éster no está probada, y posiblemente sea un libro sapiencial  con fin didáctico. 

San Martín de Vienne. s. III. 
Guerrero, marcial, belicoso.
Martirologio Romano: En Vienne, ciudad de la Galia Lugdunense, san Martín, obispo.
Es un presunto obispo de Vienne; fue enviado por el papa san Alejandro I a Vienne donde murió.


Santos Casto y Secundino. M. 305. 
Casto: Puro.
Secundino: Segundo.
Mártires en Sinuessa (hoy Mondragone) en Campania, Italia; según unas supuestas Actas eran obispos de Sinuessa. Se piensa que no fueros martirizados en Sinuessa, sino que eran dos mártires africanos cuyo culto pasó a Sinuessa en siglos posterior, como sucedió con otros tantos mártires del África romana. Patrones de Mondragone (Italia).

San Domiciano de Bebrón. (347 - 440). 
(fr.: Domitien).
Casero.
Martirologio Romano: En el monasterio de Bebrón, también en la Galia Lugdunense, san Domiciano, abad, que primero llevó vida eremítica en este lugar, y después de haber reunido a muchos en torno a él para que se dedicasen al servicio de Dios, ocupado siempre en los asuntos celestiales, partió de este mundo en avanzada edad.
Nació en Roma y se quedó huérfano muy joven, marchó a la Galia y se hizo monje y sacerdote en Lerins; fundó el monasterio de Bebrón (hoy Saint-Rambert de Joux) del que fue abad; su fama de santidad atrajo a muchos a la vida monástica. Los datos de su vida son poco fiables.  



San Teodorico de Reims. M. c. 533. 
(Teoderico. fr.: Thierry).
Pueblo poderoso.
Martirologio Romano: Cerca de Reims, en Neustria, san Teodorico, presbítero, discípulo del obispo san Remigio.
Nació en el distrito de Reims. Era hijo de un salteador de la Champagne. El mismo día de su boda se dio cuenta de que tenía vocación religiosa. Fue ordenado sacerdote en la época de san Remigio, Obispo de Reims, quien le encargó fundar una comunidad religiosa en "Mont d'Or", cerca de Reims, de la cual fue el primer abad. 
 Llegó a ser famoso por las conversiones que obró exhortando a hacer penitencia a los pecadores. Uno de los días más felices de su vida fue cuando vio llegar a su propio padre, al que había convertido, pidiendo entrar en el noviciado, perseverando en sus buenos propósitos, murió en el monasterio fundado por su hijo. El milagro de Teodorico más comentado fue el de curar milagrosamente, con sólo tocarlo, al rey Teodorico I de una enfermedad de los ojos.

San Carilefo de Anille. M. 545. 
(Carileffo, Charilephus, Carileff. fr.: Calais).
Martirologio Romano: En el monasterio de Anille (Saint-Calais), en la Galia Cenomanense, san Carilefo, abad.
Monje francés, oriundo de Auvernia, amigo y compañero de san Avito de Orleans en el monasterio de Ménat y, ambos se fueron a Sologne y a Perche, donde Carileffo fundó el monasterio de Anille en la provincia del Maine. Según la leyenda, un búfalo que cazó el rey Childeberto I, hijo de Clodoveo, descubrió su retiro. El rey, a quien el santo ofreció una copa de vino para aplacar su sed, le regaló todo el terreno que pudiera abarcar trotando todo un día sobre su asno. 
En realidad, dadas las pocas noticias que tenemos de nuestro santo, parece que no fue nunca ni abad, ni fundador del monasterio de Anille. Posiblemente llevó vida de ermitaño en algún lugar cercano donde luego surgiría el monasterio. Sus reliquias se trasladaron a Blois y después a Saint-Calais. Su culto local se practica principalmente  en Blois.  

San Eparquio de Angulema. (504 - 581). 
(Eparco, Cibardo, Cibaro. fr.: Cybard).
Martirologio Romano: En Angulema, en Aquitania, san Eparquio, presbítero, que pasó treinta y nueve años en completa soledad, entregado sólo a la oración y enseñando a sus discípulos que «la fe no teme el hambre».
Hijo del duque de Perigord, Aquitania, pero renunció al título para hacerse monje en Sessac. Como sus virtudes y milagros le hubiesen hecho famoso, el santo, para evitar la tentación de la vanagloria, dejó el monasterio y se retiró a la soledad en las cercanías de Angulema (542). Pero sus virtudes eran demasiado esplendorosas para permanecer ocultas, y el obispo de la región obligó a san Eparquio a aceptar el sacerdocio. Aunque vivía en la soledad, el santo tuvo algunos discípulos. Aquí pasó el resto de su vida, 39 años, dirigiendo una comunidad que se estableció en las cercanías de su celda, y a sus discípulos les enseñaba: “La fe no teme el hambre”.
San Gregorio de Tour, por el que tenemos noticias suyas lo llama Cibardo; con el tiempo, dicho nombre se transformó en Separco y después en Eparquio. En realidad, sabemos muy poco acerca de este santo, fuera de lo que relata San Gregorio de Tours.

San Golveno de Léon. M. 600. 
(Golwen, Golvino. fr.: Goulven de Léon).
Martirologio Romano: En Bretaña Menor, san Golveno, obispo, quien, después de llevar vida eremítica, se dice que sucedió a san Pablo de León.
Sus padres era una pareja de Britania que llegó a Plouider y apenas desembarcados nació Golveno. Gozian, un rico terrateniente del país sin herederos, se convirtió en el patrocinador y el padre adoptivo del niño. Él se encargó de su educación. Pero Golveno, atraído por la soledad, se retiró a un bosque donde construyó una ermita y plantó tres cruces para marcar su ruta diaria en todo el Minih (que será la futura parroquia de Saint-Goulven). Llevó una vida religiosa marcada por la oración, la penitencia y el trabajo junto con un discípulo llamado Maden.
Se narra que gracias a la intercesión de nuestro santo, se ganó una victoria sobre los piratas normandos. Como muestra de agradecimiento se le donó el territorio de Minih. Fue nombrado obispo de Saint-Pol-du-Léon, sucediendo a san Pablo Aureliano, y después de unos años de gobierno se retiró al territorio de Saint Didier en Rennes, donde murió. Fue enterrado en la abadía de Saint-Melaine de Rennes. Tiene culto local.

San Nicasio Camuto de Burgio. (c.1140 - 1187). 
Victorioso. 
Nació probablemente en Palermo, Sicilia, descendiente de sarracenos por parte de padre y de normandos por parte de madre. Junto con su hermano Ferrandino, abrazó la vida religiosa como miembro de la Orden Hospitalaria de los Caballeros de San Juan de Jerusalén (Orden de Malta). Los dos hermanos pronunciaron como hermanos laicos los tres consejos evangélicos y el cuarto voto de “permanecer en armas” para dedicarse a confortar a los afligidos, a la asistencia de los peregrinos y de los enfermos y a la defensa de los territorios cristianos de Tierra Santa. 
Respondieron a la llamada del Gran Maestre de la Orden, Ruggero Des Moulins, que solicitaba a los príncipes cristianos ayuda para la liberación de los Santos Lugares. En 1185 partieron hacia Jerusalén, donde prestaron su servicio a los enfermos y peregrinos en el hospital de San Juan de Jerusalén. 
En el 1187, el sultán Saladino, invadió el reino de Jerusalén, los cristianos fueron derrotados en la colina llamada Cuernos de Hattin. Nicasio, capitán del séquito de Ruggero Des Moulins, fue apresado, con otros muchos hospitalarios, y porque se negó a renegar de Cristo fue decapitado en odio a la fe, en la presencia de Saladino. 
Nicasio fue venerado como mártir desde los primeros años de su muerte y está enterrado en la iglesia palermitana que lleva su nombre. 

San Zhang Huailu. M. 1900. 
(Tchang-Hoai-Lu).
Martirologio Romano: En el pueblo de Zhuhedian, cerca de Jieshui, en la provincia china de Hunan, san Zhang Huailu, mártir, el cual, en la persecución desencadenada por los seguidores del movimiento Yihetuan, mientras todavía era catecúmeno, confesó espontáneamente su fe cristiana y, armado con la señal de la Cruz, mereció recibir el bautismo en Cristo con su propia sangre.
Era catecúmeno, y tenía 57 años. Recibía la catequesis con los niños y le costaba mucho aprenderse las oraciones, pero a él no le molestó que su torpeza causara risa a los más pequeños; procedía con sencillez y bondad. Cuando llegaron los bóxers, él mismo les hizo ver su condición de cristiano, logró el bautismo con su propia sangre, cuando murió a lanzazos en Shanxi. Fue canonizado el 1 de octubre de 2000 por san Juan Pablo II. 

Beato Juan Nepumuceno Chrzan. (1885 - 1942). 
(pol: Jan Nepomucen Chrzan).
Martirologio Romano: Cerca de Munich, ciudad de Baviera, en Alemania, beato Juan Nepomuceno Chrzan, de nacionalidad polaca, presbítero y mártir, que, en tiempo de guerra, murió en el campo de concentración de Dachau por defender la fe ante sus perseguidores.
Nació en Gostyczyn (Ostrów), era hijo de un maestro rural. Ingresó en el seminario de las diócesis de Gniezno y Poznan. Fue ordenado sacerdote en 1910, fue vicepárroco de Slupy, Czermin y Keynia sucesivamente y luego párroco de Bieganowo, de donde en 1925 pasó a serlo de Zerkow.
Junto a su actividad pastoral, desempeñó una intensa actividad social como miembro de la Asociación de Amigos de la Ciencia de Poznan y como miembro del Consejo de Vigilancia sobre la banca de Zerkow. Fue también visitador de las catequesis escolares y arcipreste. 
Comenzada la guerra, decidió permanecer en su parroquia, pese a los continuos malos tratos que sufría de parte de los elementos nazis, y continuó diciendo misa en secreto cuando le fue clausurada la iglesia. Fue arrestado en 1941 y llevado al campo de concentración de Dachau, Alemania, donde padeció muchísimo, sufrimientos que ofrecía por el bien de la Iglesia y la salvación de los hombres. Siguió ejerciendo su ministerio en secreto. Murió de malos tratos en el campo de concentración. Fue beatificado el 13 de junio de 1999 por el papa Juan Pablo II.