1 de junio de 2015

San JUSTINO "el Filósofo". (c.100 - c.165).

(Justino “Mártir”).
Justísimo.

Martirologio RomanoMemoria de san Justino, mártir, que, como filósofo que era, siguió íntegramente la auténtica sabiduría conocida en la verdad de Cristo y la confirmó con sus costumbres, enseñando lo que afirmaba y defendiéndola con sus escritos. Al presentar al emperador Marco Aurelio, en Roma, su Apología en favor de la religión cristiana, fue conducido al prefecto Rústico, ante quien se declaró cristiano, siendo condenado a la pena capital.



Filósofo romano, nacido en Flavia Neópolis de Samaria (la antigua Siquén y es la actual Nablus) en el seno de una familia pagana (tal vez de origen romano), aunque él se declaraba samaritano, por haber nacido en aquella región. Buscó incansablemente la verdad en los más diversos sistemas filosóficos (estoicismo, peripatetismo, pitagorismo, platonismo) hasta que terminó encontrándolo, a los 30 años, en Éfeso cuando un sabio le encaminó al estudio del Antiguo Testamento al reprocharle: "Tú eres amante del bien hablar, pero no un amigo de la acción y de la verdad". Se convirtió al cristianismo y consideró su obligación dar a conocer aquel tesoro que tanto le había costado encontrar. "El fuego se apoderó inmediatamente de mi alma y me invadió el amor de los profetas y de los hombres que son amigos de Cristo". Otro motivo de su conversión fue el heroísmo demostrado por los mártires defendiendo la fe. Escribió después de su conversión un discurso llamado "Oratorio a los Griegos", con el fin de convencer a los paganos. Después escribió "Exhortación a los Griegos".
A partir del año 130 marchó a Roma, donde abrió una famosa escuela, que tuvo por oyente, entre otros, a Taciano (futuro apologista). Escribió sus celebres "Apologías de la fe cristiana" dirigidas a los emperadores Antonio y Marco Aurelio y al mundo pagano, y su "Dialogo con el judío Trifón" para el mundo judío. Famosa fue ordenado su frase: "Poseer la verdad, poderla decir y callarla, es atraerse la ira de Dios". Es uno de los principales apologistas del cristianismo. Escribió: “La filosofía es el conocimiento de lo que existe, y un claro entendimiento de la verdad; y la felicidad es la recompensa de un conocimiento y un entendimiento así”. Luchó con su filosofía contra la sectas gnósticas, y puso las bases para que se formara el canon del Nuevo Testamento. Fue acusado de impiedad y ateísmo por el filósofo cínico Crescencio. En su proceso, el prefecto Junio Rústico, le  preguntó: "-¿Qué ciencia has estudiado? -He estudiado sucesivamente todas las ciencias, y he terminado por pararme en la doctrina de los cristianos. - ¿cuál es esta doctrina?. - Es la doctrina que los cristianos siguen religiosamente. - Tu piensas que irás al Cielo para recibir esta recompensa? - Yo no lo pienso, yo lo sé y estoy segurísimo de no dudar lo más mínimo". Murió decapitado junto con santos Caritón, Cariti, Evelpisto, Jeracio, Liberiano y Peón, por negarse a abjurar de su fe. MEMORIA OBLIGATORIA.  

Santos Caritón, Cariti, Evelpisto, Jeracio, Peón y Liberiano. M. c. 165. 
(Santos discípulos de san Justino).
san Justino y compañeros ante
el tribunal
Martirologio RomanoTambién en Roma, santos Caritón y Cariti, Evelpisto y Jeracio, Peón y Liberiano, mártires, todos los cuales fueron discípulos de san Justino, y junto con él recibieron la corona eterna.
Mártires en Roma, con san Justino “el Filósofo”. Evelpisto dijo en su interrogatorio cuando fue preguntado sobre lo que era respondió: "también yo soy cristiano, libertado por Cristo, y, por la gracia de Cristo, participo de la misma esperanza que estos". Liberiano en su proceso le preguntaron: "¿Y tú qué dices? ¿También tú eres cristiano? ¿También tú tienes religión?. Liberiano respondió: -También yo soy cristiano; en cuanto a mi religión, adoro al solo Dios verdadero." Peón, afirmó en su interrogatorio que su fe cristiana la había recibido de sus padres.