14 de mayo de 2015

Santa MARÍA DOMINICA MAZZARELLO. (1837 - 1881).

(it.: Maria Domenica Mazzarello).

Martirologio Romano: En Nizza Monferrato, en la región del Piamonte, en Italia, santa María Dominica Mazzarello, fundadora, junto con san Juan Bosco, del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, dedicadas a la instrucción de niñas pobres. Sobresalió por su humildad, prudencia y caridad.

Nació Mornese (Alessandria), en el seno de una familia de granjeros; su infancia transcurrió en el campo donde alimentó una profunda vida de piedad; su padre influyó mucho en la formación de su personalidad. Ingresó en la Pía Unión de María Inmaculada, asociación mariana surgida por la propuesta de algunas jóvenes de Mornese y cuyo reglamento había sido redactado por don José Frassinetti. Ingresó en esta asociación por indicación de su director espiritual don Domingo Pestarino, que fue su confesor durante 27 años. Quiso consagrarse por entero a Dios, pero contrajo el tifus, asistiendo a unos familiares enfermos, y fue entonces, cuando tuvo la visión de que Dios tenía otros proyectos para ella. Abandonó el trabajo del campo y aprendió a coser en una sastrería para después enseñar a las jóvenes y dedicarse por entero a su formación. Aprendió a leer y a escribir a los 35 años.
Poco a poco otras mujeres se unieron a ella en un modesto taller de costura, y, sucesivamente en un internado y en un oratorio festivo y así nació el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora en 1872. Bajo la dirección de san Juan Bosco el Instituto recibió una estructura regular y estado jurídico y comenzó su trabajo entre las niñas como los salesianos lo hacían para los chicos. Su director espiritual se hizo salesiano. En el 1874, fue obligada a ser superiora general. La casa madre se traslado de Mornese a Nizza Montferrato en 1879, y el Instituto se extendió por Francia, Uruguay y Argentina. Fue una mujer llena de amor y bondad, que se dio a sí misma a todos los que la rodeaban. Su sencillez de vida sigue siendo fuente de inspiración para muchos educadores. Para ella vivir era favorecer a las jóvenes. Después de una larga enfermedad murió de pleuresía en Nizza Montferrato, llena de méritos. Fue canonizada por SS Pío XII el 24 de junio de 1951.