14 de mayo de 2015

San MIGUEL GARIKOITZ. (1797 - 1863).

(fr.: Michel Garicoïts).
¡Quién como Dios!.

Martirologio Romano En el territorio de Bétharram, cerca de Pau, en los Bajos Pirineos franceses, san Miguel Garikoitz, presbítero, que fundó la Compañía Misionera del Sagrado Corazón de Jesús.


Nació en la pequeña aldea de Saint-Juste (Bayona) en el seno de una familia de campesinos vascos; su familia prestó auxilio a los sacerdotes perseguidos durante la Revolución Francesa. Aprendió español y vascuence en la escuela de su pueblo. En su adolescencia trabajó cuidando ovejas y luego se colocó como pastor en casa de un rico propietario en Oneix, en el cantón de Saint-Palais. Se portó tan bien que sus amos le triplicaron el salario. Por sus palabras llenas de sabiduría le llamaron "Doctura" (el pequeño doctor). En los tres años de trabajo en soledad maduró su vocación sacerdotal. Su abuela le recomendó a un sacerdote, Juan Bautista Borda, que había ayudado durante la revolución; y a cambio de la instrucción escolar trabajó como siervo del párroco y después del obispo de Bayona.
Estudió en el seminario de Aire y luego en el seminario mayor de Dax, en 1819. Dejó los estudios y se convirtió en secretario del director del seminario de Larresore. En el 1823, fue ordenado sacerdote en la catedral de Bayona y durante un breve tiempo se hizo cargo de la parroquia de Cambo, donde trabajó con ardor que sería característica de su vida, y con fuertes convicciones antijansenistas. Se distinguió por su caridad hacia los pobres, la asistencia asidua a los enfermos, la predicación, sobre todo invitando a los fieles a recibir la eucaristía.
En 1825, fue nombrado profesor de Filosofía y Rector del seminario diocesano de Bétharram, con el fin de darle un nuevo impulso. Al cerrarse el seminario en 1831, quedó abierto el adjunto santuario y se le encomendó la dirección espiritual del noviciado de las religiosas Hijas de la Cruz. Decidió entonces fundar una nueva congregación religiosa que ayudara al clero parroquial, atendiera colegios y seminarios y otros apostolados similares. San Juana Isabel Bichier des Ages, fundadora de las Hijas de la Cruz, le animó en su proyecto.
Fundó la Congregación de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús de Bétharram, que tuvo su aprobación canónica en 1841, y que tiene la misión de ayudar en las parroquias, colegios y seminarios, a pesar de las reticencias que en un principio mostró el obispo de Bayona; pero al enviarle como profesor de Teología del seminario de Bayona, y ante su pronta obediencia, el obispo decidió apoyar su fundación. A raíz de unos Ejercicios Espirituales, en Toulouse fue el artífice de la elevación sacerdotal del Seminario Mayor de Bétharram. La fama de su bondad se difundió mientras vivió. "Los enfermos, afirmaba, lejos de ser un peso, son, no lo olvidemos, la bendición de las comunidades". "Lo que indujo a retirarme a Bétharram, decía, fue la vista de la poca obediencia del sacerdote al obispo y el deseo de combatir tan gran mal...". Como superior general, fue un ejemplo de energía y valor apostólicos hasta su muerte en Bétharram de una parálisis progresiva que durante diez años tuvo diferentes fases. Su Congregación, a su muerte, era muy exigua, (sólo tenía 100 miembros) y su difusión era escasa, sólo en algún lugar de Francia y en Argentina, donde si tuvo una fuerte presencia. Actualmente el número de sus miembros ha crecido considerablemente y su presencia está en varios países. Fue canonizado el 6 de julio de 1947 por Pío XII.