14 de mayo de 2015

San MATÍAS "Apóstol". s. I.

(Macián, Macías)
Don divino.  

Martirologio Romano: Fiesta de san Matías, apóstol, que siguió al Señor Jesús desde el bautismo de Juan hasta el día en que Cristo subió a los cielos, y por esta razón, después de la Ascensión del Señor, fue puesto por los apóstoles en el lugar que había ocupado Judas, el traidor, para que, formando parte del grupo de los Doce, fuese testigo de la resurrección.


En los Hechos de los Apóstoles se describe la elección de Matías para ocupar el puesto de Judas Iscariote. Pedro hizo esta proposición: "De entre los hombres que nos acompañaban todo el tiempo que convivió con nosotros el Señor, desde el bautismo de Juan hasta el día de su ascensión, hace falta uno de ellos se asocie, como testigo de su resurrección. Presentaron a dos: a José, apellidado Barsabá, por sobrenombre el Justo, y a Matías. Y rezaron diciendo: Señor, Tu que penetras los corazones de todos, muéstranos cuál de los dos has elegido, para que ocupe este servicio apostólico. Echaron suertes y cayo la suerte sobre Matías y fue asociado a los 11 apóstoles" (At 1, 15-26).
El número doce tenía un alto significado místico en la Biblia. Doce como las doce fuentes de Elim. Como los doce panes de la proposición. Como las doce puertas de la Jerusalén celestial. Como los doce hijos de Jacob. Como los doce cimientos de la muralla de Jerusalén. Como las doce piedras preciosas del pectoral sacerdotal: una sardónica, un topacio y una esmeralda. Un rubí, un zafiro y un diamante. Un ópalo, un ágata y una amatista. Un crisolito, un ónice y un jaspe.
Según Eusebio, Matías era uno de los 72 discípulos de Cristo. Según los apócrifos "Hechos de Andrés y Matías", fue hecho prisionero en la tierra de los antropófagos; luego, cegado y curado milagrosamente y fue liberado por san Andrés, y por fin decapitado (se le representa con el hacha) en Etiopía o Jerusalén. Los menologios griegos narran que Matías evangelizó Capadocia y en las costas del mar Caspio y que murió lapidado. Debió sufrir grandes durezas y trabajos entre los pueblos tan salvajes. El mismo autor dice que fue martirizado en Etiopía. Sus reliquias se conservan en la basílica de Santa María la Mayo de Roma y en Tréveris, Alemania. Patrón de Hannover, Hildesheim y de la diócesis de Tréveris. FIESTA.