16 de mayo de 2015

San BRENDÁN "el Viajero". (c.484 - c.577).

(Brandano de Irlanda, Brendano, Brenda, Borondón. ing.: Brendan of Clonfert, Bréannain of Clonfert)
Aire hediodondo, cuervo

Martirologio Romano: En Irlanda, san Brendán, abad de Clonfert, diligente propagador de la vida monástica, del cual se cuenta una navegación fabulosa.

Es uno de los tres santos más famosos de Irlanda. Nació en la península de Fenit, en Ciaraige Luachra, condado de Kerry. Fue bautizado por el obispo san Arcadio en Tubrid, cerca de Ardfert. Fue educado durante cinco años por santa Ita; discípulo de san Finiano en Clonard y de san Gildo "el Sabio" en Llancarfan en Gales. En el 512 fue ordenado sacerdote por san Arcadio. Fue un gran fundador de monasterios, entre ellos el de Clonfert (559), la leyenda dice que la regla se la dictó un ángel;  difundió el evangelio por medio del ideal religioso de su austera regla que la hace vivir a 3000 monjes. Fundó el monasterio de Baalynevinoorach, al pie de Brandon Hill. Fue desde aquí de donde partió en su famoso viaje a la Tierra de las Maravillas. Una vez instituida la sede de Ardfert, Brendano se trasladó a Thomond, donde alrededor de 550 fundó un monasterio en Inis-da-druim (hoy isla de Coney, condado de Clare), en la actual parroquia de Killadysert. Viajó a Gales y de allí a Iona, habiendo dejado en Kilbrandon (cerca de Oban) y Kilbrennan Sound las huellas de su celo apostólico. Después de su misión de tres años en Gran Bretaña, regresó a Irlanda, donde siguió trabajando en varias partes de Leinster, especialmente en Dysart (Condado de Kilkenny), Killiney (Tubberboe) y Brandon Hill. Fundó las sedes de Ardfert y de Annaghdowny, erigió iglesias en Inchiquin, condado de Galway y en Inishglora, condado de Mayo. Su fundación más célebre fue Clonfert, en 557. Murió en Enachduin (la actual Annaghdown) atendido por su hermana que era la abadesa del convento de Annaghdown. 
La leyenda se mezcla con su nombre, y se habló durante siglos de la isla de san Brandán o san Borondón, donde dicen que él predicó. Según la leyenda, esta isla aparece y desaparece en el océano de vez en cuando. Se dice que Brendan partió en busca del mítico Paraíso en compañía de unos monjes, cuyo número varía de los 18 a los 150. Después de un largo viaje de siete años alcanzaron la "Terra Repromissionis" o el Paraíso, la tierra más hermosa con la vegetación más frondosa. La narración ofrece un amplio abanico interpretativo de la posición geográfica de esta tierra, así como del escenario de la leyenda de San Brendan. San Brendan fue enterrado en Clonfert.