11 de mayo de 2015

San ANTIMO. M. c. 303.

(Anthonius).
Florido

Martirologio RomanoEn Roma, en el vigésimo segundo miliario de la vía Salaria, san Antimo, mártir.

Presbítero y mártir en Roma. Nació en Bitinia en Nicomedia, fue sacerdote y predicó en Roma. Prisionero una vez, sanó milagrosamente al procónsul Piniano, por intercesión de su mujer Lucina; este hecho llevó a la conversión de toda la familia del procónsul, que no sólo liberó a los prisioneros cristianos sino que además los escondió. Capturado por segunda vez, fue tirado al río Tíber. Los soldados lo encontraron orando y lo decapitaron. Junto a él, pero lapidados en Ósimo de las Marcas, murieron: Sisinio, Dioclecio y Florencio. También se unen a su leyenda: Máximo, Basso y Fabio. Mártires en Roma, durante la persecución de Diocleciano. 
Faltonio Piniano estaba casado con Anicia Lucina, bisnieto del emperador Galieno, fue enviado por los emperadores Diocleciano y Maximiano como proconsul en Asia. Allí enfermó y su mujer para lograr la curación acudió a los cristianos que estaban en prisión. Entre ellos se encontraba el sacerdote Antimo, el diácono Sisinio y Máximo, Basso, Fabio, Dioclecio y Florencio. Antimo le aseguró que curaría si se convertía al cristianismo como así hizo. 
Piniano liberó a todos los cristianos que pudo, escondiéndoles en sus propiedades que tenía en Sabina y en Piceno. Un terreno en Ósimo fue entregado a Sisinio, Dioclecio y Florencio, los cuales, tres años después, porque no quisieron sacrificar a los dioses fueron lapidados por el furor del pueblo. Antimo, escondido en una villa de Piniano, en la vía Salaria, como curase a un sacerdote del dios Silvano y destruyera la estatura de esta divinidad, fue acusado al procónsul Prisco que ordenó tirarlo al Tíber con una piedra al cuello de lo que salió indemne. Fue decapitado poco tiempo después y fue sepultado en el oratorio donde oraba a menudo. 
Máximo, heredero de su celo apostólico, fue degollado poco tiempo después. Basso, que animaba a los fieles para que afrontasen las duras pruebas con valor, fue arrestado, al rechazar sacrificar a Baco y Ceres, fue masacrado por el pueblo en el mercado de Forum Novum. Fabio, fue entregado al consul, y después de ser torturado, fue decapitado en la susodicha vía. Piniano y Anicia Lucina murieron de muerte natural en Roma.