28 de mayo de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:



San Emilio de Cágliari y compañeros. s. I. 
(GemilianoEmiliano).
Amable engañadorBosque. Émulo. 
Mártir junto con FélixLuciano y Príamo, en Cerdeña, durante la persecución de Nerón. Se dice que Gemiliano fue obispo de Cágliari en Cerdeña. Pero parece que sólo fue un mártir del siglo II, en Cágliari. Pero la tradición local narra que murió mártir en los campos de Sestu. Aquí existe hoy una iglesia dedicada a él. Se le celebra en otras localidades de Cerdeña. Iconográficamente se le representa como obispo. Tiene culto local.
san Luciano
Sus compañeros, se les conmemora en el Martirologio Jerominiano y en otros martirologios, donde Príamo, aparece como Primo, y Félix como Feliciano (dos mártires romanos celebrados el 9 de junio). Situarlos en Cerdeña como lugar de su martirio es un error. Es verdad que en 1620, se encontraron las reliquias de Príamo, Luciano (corrupción de Feliciano) y Emiliano (variante de Emilio), pero los sardos son famosos por poner nombre de santos a los huesos encontrados en sus iglesias y por fabricar hagiografías espúreas. 
De Luciano o Feliciano, la tradición afirma, que era discípulo de los apóstoles Pedro, Santiago y Pablo de quién escuchó por vez primera el anuncio de los apóstoles; san Pedro fue quien lo bautizó. Murió de un lanzazo ordenado por el juez de su proceso, Félix, en el año 68.

Santa Helicónides. M. 250. 
(Heliconis de Tesalónica, Elcónida, Helcónida, Helcónides). 
Martirologio Romano: En Corinto, ciudad de Acaya, santa Helicónides, mártir, que en tiempo del emperador Gordiano, bajo el gobernador Perenne y después bajo su sucesor Justino, fue probada con muchos tormentos y consumó finalmente el martirio con la decapitación.
Mujer de Tesalónica que fue arrestada en Corintio y decapitada en la persecución de Decio o Gordiano. 
Según la leyenda griega, poco histórica, era una virgen cristiana de Tesalónica, que durante la persecución de Gordiano, exhortó a los habitantes de Corintio a abrazar la verdadera fe. Fue arrestada por el procónsul Perinio el cual, admirado por su belleza, buscó persuadirla para que adorase a los dioses: al no conseguirlo, recurrió a la tortura. Tampoco consiguió nada después de que sucedieran hechos fantásticos y milagrosos. A Perinio le sucedió otro procónsul no menos cruel, Justino: tampoco su crueldad hizo mella en nuestra santa que estaba asistida por el Cielo. Al final fue decapitada. 

San Justo de Urgel. M. c. 547. 
Hombre íntegro.
Martirologio RomanoEn Urgel, en la Hispania Tarraconense, san Justo, obispo, quien expuso por escrito en clave alegórica el Cantar de los Cantares y participó en varios concilios hispanos.
Primer obispo de Urgel en el 525. Hermano de Justiniano, obispo de Valencia, de Nebridio, obispo de Egara (la actual ciudad de Tarrasa) y de Elpidio que, en opinión de algunos historiadores, había sido obispo de Huesca. Asistió al II concilio de Toledo en el 527. Estuvo también presente en el Concilio provincial de Lérida (546) donde firmó las actas en segundo lugar, lo cual hace suponer en nuestro prelado una edad relativamente avanzada, ya que era costumbre que la suscripción de los obispos en los concilios siguiera el orden de ancianidad en el gobierno de la diócesis; y en el de Valencia en el 547. Las fechas, pues, de su episcopado van desde antes del 527 hasta el 547. 
Como escritor eclesiástico, fue muy estimada su glosa al "Cantar de los Cantares". Queda todavía otra obra de carácter oratorio: una bella y corta oración panegírica en honor de san Vicente, mártir. Sirvió a la diócesis de Urgel durante 12 años hasta que falleció santamente. San Isidoro de Sevilla escribió su biografía. 

Santa Ubaldesca Taccini. (c.1130 - 1206). 

(Eubaldesca). 
Martirologio Romano: En Pisa, de la Toscana, santa Ubaldesca, virgen, quien durante cincuenta años, desde los dieciséis de edad hasta su muerte, realizó de forma constante y perfecta obras de misericordia en el hospital de su ciudad.
Nació en Calcinaia, cerca de Pisa. Era de origen humilde, hija de agricultores. Era hija única y desde joven siempre se mostró humilde y devota. Solícita en la práctica de la oración, acompañada a menudo del ayuno, se distinguió sobre todo por la caridad hacia los pobres. Ingresó en la Orden de San Juan de Jerusalén (instituida pocos años antes en el 1099 en Jerusalén en la iglesia de San Juan Bautista, con la regla de san Agustín) con 15 años, para el cuidado de los enfermos, y se santificó en este cometido en total silencio durante 55 años en la iglesia del Santo Sepulcro. 
Ubaldesca practicó en el monasterio y en el “hospital” de la ciudad la humildad y la caridad, mortificando continuamente su cuerpo con ayunos continuos y prolongados. La santa pisana obró milagros en vida y después de su muerte se multiplicaron las curaciones extraordinarias.
El culto a Ubaldesca no ha sido confirmado por la Santa Sede, pero se le viene dando desde su muerte por parte de la Orden sanjuanista y del pueblo de Pisa. Su nombre ha sido incluido en la última edición del Martirologio Romano, lo que puede considerarse como una práctica aprobación. Tiene culto local.

San Pablo Hanh. (1826 - 1859). 
Pequeño, débil. El que descansa.
Martirologio Romano: En la localidad de Cho Quan, en Cochinchina, san Pablo Hanh, mártir, que, habiendo rechazado la moral cristiana, encabezó una banda de ladrones, pero más tarde, apresado en tiempo del emperador Tu Duc, confesó ser cristiano, y no habiéndose desviado de la fe ni por halagos, ni azotes, ni por lacerantes tenazas, culminó su glorioso martirio con la decapitación. 
Nació en Cho-Quang, Vietnam, en el seno de una familia cristiana. Abandonó el cristianismo y se unió a una banda de bandidos, que con la cobertura del comercio que regentaba, saqueaban las casas. Hasta que robaron la casa de una mujer, cuya pobreza le dio pena a Pablo, y como jefe de la banda, mandó a sus cómplices que le devolvieran lo robado. Sus compañeros no sólo se negaron sino que le acusaron a las autoridades de ser un ladrón y de estar en trato secreto con los franceses. 
Cuando fue detenido por la guardia del emperador Tu Du, pudo probar que la acusación era falsa, pero en el curso del interrogatorio le preguntaron si era cristiano y dijo que sí. Entonces le dijeron que estaba prohibido ser cristiano y tenía que apostatar. Él dijo que no pensaba hacerlo, profesó su religión y después de sufrir torturas espantosas, que no doblegaron su fe, fue decapitado en Cho-Quang. Fue canonizado por SS Juan Pablo II el 19 de junio de 1988.

Beato Luis Biraghi. (1801 - 1879). Fundador de la Congregación de Santa Marcelina. (Ver) 11 de agosto.