15 de abril de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:


Santas Anastasia y Basilisa. M. c. 68. 
Anastasia: Resucitada
Basilisa: Regia.
Mártires en Roma, durante la persecución de Nerón. Se dice que nacieron en Játiva, eran nobles matronas y que fueron instruidas en la fe por el mismo san Pablo, al que siguieron a Roma, donde también fueron discípulas de san Pedro. Se dice que ellas fueron las que sepultaron sus cuerpos, pero fueron descubiertas y acusadas como cristianas y después de varias torturas murieron decapitadas en Roma. Algunos autores dudan de su existencia. 
s. Pausilipo

Santos Teodoro y Pausilipo. M. c. 130. 
Teodoro: Don de Dios
Martirologio Romano: En Tracia, santos Teodoro y Pausilipo, mártires, que, según la tradición, sufrieron el martirio en tiempo del emperador Adriano.
Según las pocas noticias que nos han llegado de estos mártires parece que Teodoro era presbítero. En cuanto a Pausilipo, aunque hay algunas pequeñas diferencias en la grafía, su nombre parece significar «que acaba con el sufrimiento», y junto con la palabra "doros" (la segunda parte de Teodoro: "don de Dios") fue aprovechado desde antiguo para un dístico que transmitió su memoria: «Pausilipo y el sacerdote Teodoro/ fue la espada don (doros) y fin de los sufrimientos (pausilypon)»



San Crescente de Mira. s. IV. 
Que crece

Martirologio Romano: En la población de Mira, de Licia, san Crescente, que consumó el martirio por medio del fuego.
Era un joven de Mira, ciudad de Licia, que exhortaba a abandonar el culto de los falsos dioses y abrazar la fe de Cristo. Por esta razón fue apresado y conminado, primero de buenas maneras y luego bajo tortura, a dar culto a los ídolos; pero cuanto más se le insistía, más crecía en él el testimonio de la fe verdadera. El oficial llegó incluso a pedirle que diera culto a los dioses de manera externa, y que con su mente y corazón lo dirigiera al Dios en el que creía, pero el mártir negó rotundamente ese proceder. Fue colgado y lacerado en los costados, pero se mantuvo firme en su confesión, hasta que se entregó su cuerpo a las llamas, y consumó el martirio. 

San Abundio de Roma. M. c. 564. 
Abundante. Pletórico de gracia. 
Martirologio RomanoEn Roma, en la basílica de San Pedro, conmemoración de san Abundio, que, como narra el papa san Gregorio Magno, fue humilde y fiel mansionario de esta iglesia.
"Hace no mucho tiempo, según cuentan nuestros mayores, hubo un cuidador en la iglesia de San Pedro, llamado Abundio, hombre serio y de gran humildad, que servía al Dios Omnipotente con tal fidelidad, que el bienaventurado apóstol san Pedro, por medio de un signo, dejó de manifiesto la estima que tenía por este hombre...´” Una joven que frecuentaba la iglesia y estaba paralítica le había rogado a san Pedro que la curase, después de pasado algún tiempo, el apóstol, en un sueño, le comunico que le pidiera al portero de la basílica, Abundio, que la curara. La joven así lo hizo y al encontrarlo le pidió que la sanase como se lo había comunicado san Pedro... Abundio no lo dudó y la animó a levantarse quedando así curada. "Pero si yo contara detalladamente todos los milagros que se conoce que ha hecho en esa iglesia, no quedaría espacio para hablar de todos los hombres santos que han sido famosos en los diversos lugares de Italia." Con estas palabras transmite san Gregorio Magno en sus "Diálogos" el recuerdo de la figura de este santo.

Santa Hunna. M. 679. 
(Hune).
Se casó con un noble alsaciano, Hunon, y vivieron en Hunaweier en Alsacia. Aquí edificaron una iglesia en honor del apóstol Santiago el Mayor, y que después dejaron en herencia a la abadía de Saint-Dié.
Es probable que los señores de Hunaweier, se establecieran en las tierras que antiguamente habían sido una colonia romana, y en las cuales se encontraba un pequeño establecimiento termal; esto les permitió curar a los enfermos y a los pobres que iban a refugiarse en las ruinas de las antiguas termas. 
Como sus parientes, los duques de Alsacia, protegieron a los monjes escoceses de san Columbano de Bobbio, itinerantes en la región alsaciana y entre los cuales estaba el obispo san Deodato, el cual bautizó a su hijo san Adeodato, que seráun santo monje en Ebersheimmünster. 
Hunna y Hunon fueron parientes de san Segismundo, rey de Borgoña. Al morir su marido, Hunna vivió una intensa vida de caridad; sus vecinos la llamaban "la santa lavandera" porque solía ayudarles en este trabajo. Murió en Hunaweier, cerca de Ribeauvillé. Es patrona de las lavanderas.

Santa Potenciana. s. IX.
Potente, poderosa.
En el anterior Martirologio Romano se leía: "En la ciudad llamada Villanueva de la Reina, en la región hispánica de Andalucía, santa Potenciana, virgen".
Joven española natural de Villanueva de la Reina vivió en la época mozárabe y por no renegar de sus creencias religiosas, fue torturada y emparedada antes de morir. Fue tejedora, y vivía y trabajaba en un lugar llamado "Batán", actualmente conservado. Se conserva su tumba en una ermita de Villanueva de la Reina, Jaén, donde se dice murió mártir.